Home / Abajo el telón  / 7 años: Netflix produce a la española

7 años: Netflix produce a la española

7 anos pelicula netflix

La plataforma televisiva Netflix llegó a España en octubre de 2015. Su amplio catálogo de películas y series a la carta, tanto de producción propia o no, y su peculiar método de programación mediante el cual nos ofrecían todos los capítulos completos de una temporada el mismo día de su estreno, supusieron un éxito inmediato. Otra apuesta de la cadena siempre ha sido la variedad de géneros, con producciones tan dispares que van desde Narcos, Stranger things, Beasts of no nation a Daredevil. Fantasía, ciencia ficción, acción, comedia o drama, un completo videoclub a distancia de unos clics.

La primera producción nacional de Netflix

7 años es la primera producción española por parte íntegramente de Netflix. Y para asegurar el tanto se ha rodeado de un equipo que asegura, como poco, un resultado más que interesante. A la dirección se encuentra Roger Gual, ganador en 2003 del Goya a la mejor dirección novel por Smoking room, el guion lo firman Julia Fontana y José Cabeza. El elenco, formado sólo por 5 participantes, cuenta con Juan Acosta, Juan Pablo Raba, Alex Brendemühl, Manuel Morón y Paco León, que en esto de la distribución digital ya demostró desenvolverse muy bien.

La propuesta en apariencia es sencilla, aunque seguro que el equipo técnico discrepa conmigo; 5 actores (a veces 6 si contamos la voz a través de un móvil), un único escenario, mucho plano secuencia y un conflicto que enganche al espectador. El argumento gira en torno a cuatro socios fundadores a partes iguales de una empresa de programación de aplicaciones tecnológicas, el conflicto se desata cuando son descubiertos desviando fondos a un paraíso fiscal y su abogada les advierte de que la pena puede ascender a siete años de cárcel. Es entonces cuando solicitan la ayuda de un mediador que les ayude a llegar a un acuerdo sobre quién de los cuatro cargará con la culpa para así al menos poder salvar la empresa. Una premisa interesante que permite sacar a relucir las capacidades actorales del elenco y ahondar como guionistas en muchas de las emociones humanas.

En la que puede ser considerada como una de las películas españolas con mayor distribución de la historia, Paco León rememora el caso, más o menos similar, de su película Carmina o revienta, que también estuvo disponible desde su estreno en plataformas digitales. Una manera de producir y distribuir que cada vez se abre más camino y que ha dejado de ser el futuro, es ya parte del presente, y la única vía por la que no sólo titanes como Netflix, sino creadores más independientes y modestos puedan hacer llegar sus productos al gran público.

banner

Escribo, dirijo, grabo, hago fotos, en general, creo cosas. Pero sobre todo: miro, escucho y leo. Fotoperiodista, editor, pesado del cine para los amigos y antropólogo musical.

NO COMMENTS

POST A COMMENT