Home / Cine  / 10 motivos para amar a Asier Etxeandia

10 motivos para amar a Asier Etxeandia

Asier Etxeandia

Un auténtico torbellino sobre el escenario que vive y conecta de forma especial con el espectador. Asier Etxeandía es el mejor ejemplo de por qué hay publicaciones como IamHere, el talento de un jóven y el sueño de ser artista, el esfuerzo, las ganas y, como no, los resultados de una carrera que poco a poco y paso a paso le han llevado a donde están. De Beni en “UPA Dance“, Blackman en “Los Hombres de Paco“, protagonizando musicales como “Cabaret” u obras clásicas como “Hamlet” o “El sueño de una noche de verano“. Hoy, aquel niño de Bilbao que soñaba con ser artista es uno de nuestros “intérpretes” favoritos, por eso te damos 10 motivos para amar a Asier Etxeandía.

El mundo necesita a Asier Etxeandía

El arte y Asier se necesitan mutuamente para poder seguir creando, reflexionando, despertando sentimientos, experiencias, conciencias y mil sensaciones más en nosotros.

Artista sin límites

Nos gusta de él esa explicación que él mismo ofrece como artista en busca del arte sin limitaciones. Todo suma y todo aquello que seduce es importante para el artista. Para ello se mueve como pez en el agua en teatro, cine, televisión, música…

No le gusta el encasillamiento y con razón

Asier Etxeandia 2

Es muy probable que lo hayas visto por primera vez como Beni en UPA Dance, sí, aquel chico de rastas. Luego triunfó en teatro con Cabaret y más adelante ha ido moviéndose de ramas artísticas en diferentes registros. Ha demostrado sobradamente que se adapta a los papeles a los que da vida. Vamos, ¡que lo borda!

Por la clase que tiene

Interprete el papel que interprete, haga teatro, cine o televisión este chico tiene percha y clase para que todo le quede perfecto, hasta un chándal!

Es el hombre que siempre había soñado ser

Aquel que de niño cantaba en su cuarto y se imaginaba respondiendo entrevistas. Ese niño raro como él se define, se sentía diferente y que todos lo veían así. Siempre creyó que los sueños se cumplían. Y los sigue haciendo realidad, aunque todavía le queda mucho por vivir.

Ama el directo

Asier Etxeandia teatro

Al igual que nosotros ama el espectáculo en directo, lo concibe como un ritual sagrado con una magia única que existe en un momento y un lugar concreto, algo especial que se disfruta. El mismo afirma que hay pocos sitios mejor que un escenario en donde, literalmente, orgasmiza. Si alguien le ha visto en directo con “El Intérprete” entenderá este motivo, sino, os invitamos a verlo ya que estará en el Teatro Calderón del 22 de abril al 15 de Mayo.

Defensor de la cultura

Sabe la importancia que tiene la subida del IVA al 21% y cree, con razón, que en el futuro lo notaremos cuando seamos una panda de borregos adoctrinados sin capacidad crítica propia, sin sensores de alerta en donde pensar y actuar por nosotros mismos. La cultura y todo lo que aporta está ahí, y en esa importancia que pocos parecen comprender.

Gran compañero y amigo de los suyos

Asier Etxeandia cine

Si algo es importante además del talento profesional es el lado personal, el lado compañero encima del escenario pero también detrás de él. La relación que tiene con la mayoría de sus compañeros, ya sean actores, músicos, directores o guionistas es buena y muy sana, se ve que ha encontrado ese hueco que lo hace sentir como uno más en el mundo que le gusta vivir. Si echas un vistazo a sus redes sociales te llenarás de buenrollismo puro.

Siempre lo tuvo claro

Eso no significa que haya salido de la cama y listo, artista y de los grandes. Asier ha trabajado repartiendo propaganda en portales, detrás de barras y hasta en un sex shop pero su objetivo siempre fue el actuar, el interpretar… el ser artista. Ser constante y teniéndolo claro, ¡nada es imposible!

Es especial

Solo los artistas excelsos poseen una sensibilidad especial para conectar. Conectar con la obra, con la trama pero también con el papel y el personaje. Nació y creció en una sociedad impregnada de gris, ya hemos escrito que su infancia le marcó y es quizás uno de los mejores ejemplos para entender aquella gran frase de García Lorca…

“La agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida”.

banner

Redactora en la sección de cine en Iamhere Magazine | @sandra_pampin

NO COMMENTS

POST A COMMENT