Home / Lifestyle  / Bacira, seis letras de puro sabor

Bacira, seis letras de puro sabor

bacira

El restaurante Bacira se ha convertido en uno de esos lugares de visita obligada en el madrileño barrio de Chamberí. Abierto hace poco más de un año, el local ha sabido aunar un sabor original con unos precios adecuados para todos los bolsillos.

Gabriel Zapata, Vicente de la Red y Carlos Langreo son los tres responsables de Bacira, de cuyos nombres ha surgido también la original denominación del restaurante. ¿No os cuadra? ‘AB’ de Gabriel, ‘IC’ de Vicente y ‘AR’ de Carlos, al revés es: BA-CI-RA. Seis letras que esconden una cocina mediterránea con toques asiáticos, original y de calidad.

Su carta ha evolucionado con el tiempo. De esta manera es posible encontrar platos en ella adaptados a cada estación y lo que ofrece el mercado.

Las mesas vuelan

Y no es de extrañar su lista de espera, que puede llegar a las 3 semanas. En su carta podemos encontrar platos de base clásica pero a los que les han sabido dar un giro ‘Bacira’ que los hace especiales y, sobre todo, más deliciosos si cabe. Así es posible encontrar desde huevos con migas y chorizo, zamburiñas con salsa holandesa de yuzu, tiraditos, ceviche hasta jarrete de cordero con crema de apionabo o Niguiri de lubina a la bilbaína.

Y no olvidemos la carta dulce, en la que han incluido clásicos como la tarta al whisky, una adaptación del carrot cake y hasta un postre que nos transporta directamente a la infancia: su particular versión del ‘Drácula’.

Su carta de vinos cuenta con referencias tanto nacionales como internacionales. Así encontramos vinos españoles, lusos, franceses…Una cuidada selección que seguro hará las delicias de los amantes del vino. En su carta podemos encontrar además cervezas La Virgen, fino y vermut blanco y rojo.

Cuenta con un menú del día, que cambian semanalmente, por un precio de 13,90 con el que es posible descubrir qué pueden ofrecer por un precio muy competitivo. También disponen de un menú degustación, compuesto por 6 medias raciones y un postre homenaje a Jordi Roca, por un precio de 40 euros.

banner

Me llamo Eva, soy una periodista oscense afincada en Madrid, amante de la gastronomía y adicta al aguacate. Creo que las croquetas son una medida de calidad y me pone muy nerviosa que en los bares utilicen el termino 'tumaca' | @evafcalvet

NO COMMENTS

POST A COMMENT