Home / Lo nuevo de...  / Cenizas y flores: la evolución de Odio París tras cuatro años de parón

Cenizas y flores: la evolución de Odio París tras cuatro años de parón

odio paris

El grupo catalán regresaba a finales de 2015 con “Camposanto”, un adelanto del que hace unos días es ya, su segundo disco. Tras cuatro años de espera, el quinteto barcelonés vuelve bajo la producción de Hans Kruger (Delorean, El Columpio Asesino, etc) y con la masterización de Joe Lambert, presentándonos “Cenizas y Flores”.

Tan solo empezar a escuchar el disco, nos encontramos con un verdadero hit, “Camposanto”, que el grupo define como un contraste, entre lo bonito y lo triste, lo luminoso y lo oscuro. Tal como cuentan ellos: Las estrofas narran una historia tétrica y con el estribillo le queríamos dar un golpe de luz”. Canciones como “El último deshielo” o “En junio” son auténticos pelotazos de ritmo e intensidad. También encontramos temas de puro indie rock como “Destellos de ingravidez”. Se trata de un lanzamiento que se ha hecho de rogar y que, se realiza a través de Spotify acompañado de un videoclip de “Geometría coaxial”, una canción que conjuga ritmos más cercanos al pop, con detalles electrónicos y, una letra obsesiva.

Diez temas que abarcan un amplio abanico de sonidos y emociones, que en su conjunto hablan de nosotros, de todo lo que, en un momento u otro, nos hace sufrir en la vida. Para ellos, “Cenizas y Flores” es como la vida… un ir y venir de situaciones buenas y malas, de rabia y amor, de nacimientos y de perdidas.

Un disco de emociones

Siguen manteniendo el sonido de Odio París pero en este nuevo trabajo, se aprecia un sonido más auténtico, quizás llegando a un punto de maduración musical. Está claro que cuatro años dan para mucho y ellos, han evolucionado, buscando un sonido más amplio, más nítido y con matices electrónicos. Han cambiado también la forma de grabar en el estudio, en el primer disco lo hicieron tocando la banda en directo todos juntos, añadiendo texturas, teclados y voces a posteriori. En este caso, se ha grabado el disco por separado, con mucho más precisión en los detalles.

En cuanto a la composición de las canciones, cuentan que la inspiración llega cuando llega, y casi siempre viene en forma de emociones. De este modo, las canciones fluyen y se forman en función de las emociones. Hay múltiples emociones volcadas en “Cenizas y Flores”, desde la soledad, tristeza, la rabia, hasta la alegría. En definitiva, un disco que seguro dará muestras de un directo de los de dejarnos con la boca abierta. Se augura éxito.

Estad atentos a sus redes sociales, Facebook, Twitter y a bandcamp para estar al día de próximas actuaciones en salas y/ o festivales.

banner

Melómana y tímida. Descubridora de canciones. Apasionada de la música y el marketing digital | @villarevaa

NO COMMENTS

POST A COMMENT