Home / Moda  / Cómo hacer infinitas combinaciones con una camisa blanca

Cómo hacer infinitas combinaciones con una camisa blanca

portada posible

La camisa blanca es el básico por excelencia. Existen mil formas de combinarlas y siempre es un acierto seguro. Sin embargo, que funcione no siempre es suficiente para que sea estiloso que es lo que muchas veces se busca. Qué tipo de blusa blanca elegir, cómo colocarla, abrocharla o remangarla son algunos de los trucos que darán a un básico ese toque especial y que harán que una sola prenda de el mismo juego que muchas.

Con falda

Una opción muy recurrida es optar por llevar cualquier falda con este básico blanco, pero dependiendo la época del año se puede jugar con unos toques u otros para añadirle ese punto de estilo. Por ejemplo en invierno se pueden optar por faldas de cuero o de ante y con una camisa blanca abotonada hasta el final, sin remangar y entre metida (o totalmente metida), hasta incluso la superposición de prendas como un top de cuello alto, que dejará abrirse la camisa. En los meses de entretiempo (además de en verano) la mejor opción sería jugar con la abertura o no del cuello o las mangas. Y es ya en verano cuando este básico puede pasar a ser de manga corta y a ser anudado en la parte inferior.

camiseta blanca

Con Jeans

Los dos básicos estrellas que crean el outfit más sencillo, recurrido y estiloso hasta la fecha. Esta combinación no falla, pero es cierto que para no caer lo más básico es necesario recurrir a trucos que como se ha mencionado antes hacen que todo el look cambie aportando personalidad. Tanto la no como la abertura de escote, anudar el bajo, remangarse las mangas o incluso llevar la camisa del revés ya sea abotonada o anudada en la espalda. Sin embargo, no solo es necesario jugar con la camisa si la combinación es con un jean, sino que también con los accesorios: el rojo y el negro son siempre una buena opción, pero se puede jugar con cualquier color. Accesorios como un pañuelo al cuello o a modo de cinturón o también en el puño o atado al pelo, gafas de pasta coloridas y como no los bolsos.camiseta blanca

En su versión vestido camisero

Otro recurso al que recurrir es al largo de la camisa, tanto que incluso se puede usar de vestido y que hasta se puede combinar con pantalones (porque no deja de ser una camisa un poco más larga). Aunque no deja de ser la misma camisa un poco alargada, es verdad que si esta en su versión vestido puede llegar a ser un poco más difícil de aportar gracia. Sin embargo es fácil jugar con las mangas (sin mangas, media manga, manga corta, larga o extra larga) los cuellos (cerrado o abierto) y como hemos mencionado antes los accesorios, en este caso pendientes, collares y zapatos serían el aporte de color, por lo que a menos que no se este buscando un total look white, estos deberían ser de colores llamativos.

camiseta blanca

Total look white

Sencillo, limpio, elegante y apuesta segura, el total white es uno de los recursos favoritos de nuestras blogueras tanto nacionales como internacionales. Pero aunque a simple vista parezca que no hay riesgo de caer en lo sencillo la verdad es que es muy fácil. Las solución para llevar un look monocolor y no parecer simple sería jugar con las prendas, como darle la vuelta a la camisa, levantar el cuello o remangarse, además de añadir complementos joya en tonos blanco o nude, zapatos que rompan sutilmente con el blanco del outfit pero optando otra vez por tonos nude, para mantener ese total white que caracteriza al look.

camiseta blanca

banner

Proyecto de periodista en comunicación de moda. Amante de las telas, las peonias, la comida y la natación y de los buenos ratos. No puedo estar parada. | @Itziarllano

NO COMMENTS

POST A COMMENT