Home / Musica  / D-votion: Con tacones y a lo loco

D-votion: Con tacones y a lo loco

1, 2,3,..¡Amazing! Uno de los pupilos de Rafa Méndez, Nito, se sube a los tacones para adentrarse en el mundo  musical.

 D-Votion es su nuevo proyecto con el que ya ha presentado, hace unos días, su segundo single, “Vampire”.
A muchos les sonará su cara, a otros su baile. Nito Solsona, uno de los concursantes más funky del conocido programa Fama ¡a bailar! tiene un nuevo proyecto. Se llama D-Votion y aúna voz y baile, pero con una dificultad, hacerlo sobre tacones. Una nueva forma de ver la música, la danza y la moda.
Put your heels up es el primer trabajo de estos cuatro jóvenes que están bajo las órdenes de Nito (coreógrafo y voz cantante). Más delgado que cuando le conocimos en Fama, y con más experiencia, el bailarín castellonense pensó en este proyecto mientras daba clase de baile sobre tacones en Estados Unidos. Una boyband moderna, lejos de lo que estamos acostumbrados a ver, con un largo casting a sus espaldas. La exigencia del director obligó a pasar unas duras pruebas que finalmente superaron: Andrés Arcos, Adris Rubio, Jorge Candeal y Konstantine Shterev. La elección de los zapatos también fue bastante exigente, ya que todos no estaban a la altura de ser su seña de identidad.
El trabajo cuenta con 7 temas de los que ya han sido presentado dos, con sus respectivos videoclips, un bonus track y contenidos multimedia (entrevistas, making off…). Su último single es  Vampire con el que quieren demostrar que esto no es un juego, sino que es un proyecto totalmente serio.
Una banda cuyo fuerte es el show que muestran sobre el escenario. Divinos y provocadores tal y como define su trabajo. Una de sus canciones más picantes es Fuck, sobre todo en el escenario, donde aprovechan para sacar unas cadenas de sus paquetes.
En muchas ocasiones, han sido comparados con otra banda surgida en Ucrania, Kazaky, que también recuerda a los antiguos Locomía. Éstos con éxitos como Love enseñaron a todo el continente que los hombres también saben manejarse perfectamente sobre tacones, con bailes sensuales, rozando la provocación, y unos ritmos similares a los que nos plantean D-Votion. Aún así, su creador, en declaraciones a la revista Shangay, ha explicado que su diferencia con Kazaky es que “ellos van de mira que cuerpo tenemos y D-Votion de mira cómo bailamos”.
Texto Roberto Caubilla
banner

Revista de entretenimiento sobre el talento español. Hablamos de tendencias, música, cine, lifestyle y arte.

NO COMMENTS

POST A COMMENT