Home / Cine y Tv  / “El Amor Me Queda Grande”, cuando la imaginación no tiene límites

“El Amor Me Queda Grande”, cuando la imaginación no tiene límites

El amor me queda grande

El amor me queda grande” es una película que ha tardado lo suyo en que podamos disfrutarla, nada más y nada menos que seis años. Pero Javier Giner ha conseguido con su productora Actus Producciones, presentarnos una historia, un cuento, o mejor: un historia muy bien contada.

Durante estos 18 minutos es imposible no enamorarse, no de la historia en sí, sino de todo lo que respira e influencia la película, sobre todo los gustos del director, que nos remiten a las figuras de  Barbara Stanwyck y Margot Tenenbaum, ambas inspiran el personaje de Lucía, una niña de 12 años, que juega a ser una adulta poderosa. Por su parte y como contrapunto está Samuel, el cándido y calzonazos que se mueve por amor.

Los dos, y a pesar de ser niños (que siempre tiene su dificultad rodar con ellos), hacen una gran pareja en pantalla, se contraponen y de ellos nace la química que nos evoca a nuestra infancia, tanto al cine como a la acción en sí,  y toda esa magia es posible bajo la dirección de Javier Giner. Pero el cortometraje asoma también cierta influencia de Wes Anderson e inspira, por qué no decirlo cierto aire neoyorkino con la fotografía, muy bien trabajada por Joaquín Manchado, igual que el diseño de créditos, todo muy cuidado y con mucho talento.

De momento “El amor me queda grande” ha pasado por la Semana del Cine de Medina del Campo en Valladolid y por la XVII Edición del Festival de Málaga, en el primero cosechó la Mención Especial del Jurado Senior. Si quieres, tu también puedes disfrutar de este cortometraje, está disponible online hasta septiembre aquí. Por el momento échale un vistazo al trailer.

Para jugar e imaginar no hay edades, Javier Giner, un “cuentista” con talento por un tubo.

banner

Redactora en la sección de cine en Iamhere Magazine | @sandra_pampin

NO COMMENTS

POST A COMMENT