Home / Lifestyle  / El camino de naipes: de milenarios a virtuales

El camino de naipes: de milenarios a virtuales

juego baraja espanola

Los juegos con cartas son un clásico de siempre. De hecho, se presume que tienen sus orígenes en el antiguo imperio chino. Este entretenimiento milenario con el tiempo se fue extendiendo por el mundo, hasta llegar a Europa. Acá finalmente se empezaron a formar las barajas tal y como las conocemos hoy. Sin embargo y aunque las cartas nunca pasan de moda, siguen evolucionando. Es así como hacia finales del siglo pasado nacieron las cartas coleccionables. E incluso han llegado a posicionarse en la web.

Un poco de historia

De acuerdo con algunos historiadores, las barajas de cartas llegarían a Europa desde Asia en el siglo XIV. En ese momento la baraja se conformaba también por 4 mazos diferentes. La copa, la moneda, la espada y el basto se fueron transformando de acuerdo al país al que iban llegando. De manera que la baraja española no tenía las mismas figuras que en Alemania y así sucesivamente. Hoy en día, la baraja más popular es la que está compuesta por corazones, diamantes, tréboles y picas. Y es este tipo de cartas son las que se suelen usar para algunos de los juegos más populares del mundo como son Póker, Blackjack y Solitario. Éste último fue lanzado en su versión online por Microsoft hace no más de 30 años, como dato curioso cabe resaltar que el Solitario tenía como objetivo entrenar a los usuarios en el uso del ratón. Además, el código del juego fue creado por un becario de Microsoft que no recibió ni un centavo por los derechos de autor.

juegos de cartas

Cartas Coleccionables

Pero este no es el único cambio que han tenido las cartas en los últimos años. Aunque la baraja original permanece intacta, han surgido otro tipo de cartas con una propuesta novedosa. Las cartas coleccionables, aparecieron en 1993 con el juego Magic: The Gathering inventado por el entonces estudiante de doctorado Richard Garfield. Hoy en día Magic ha alcanzado niveles de deporte profesional, a la altura del ajedrez y los e-Sports.

Los juegos de cartas coleccionables consisten en tarjetas, especialmente diseñadas, ilustradas y patentadas, que no se pueden adquirir de una sola vez. Otra característica de estas cartas es que se deben adquirir en sobres sellados que contienen un número determinado de unidades aleatorias. Un elemento adicional, es que cada carta también tiene una frecuencia diferente, de manera que existen unas que se pueden recolectar más fáciles que otras. De esa manera, se crea un “mercado secundario” de jugadores que intercambian las cartas duplicadas. Algunos de los juegos de infancia más populares en esta categoría, fueron Yu-Gi-Oh y Pokémon, que lograron vender cada uno, más de 25 mil millones de tarjetas.

Pero estos juegos tampoco se quedaron solamente ahí. De hecho, se estima que en promedio cada tres meses una nueva colección de nuevas tarjetas sale al mercado. Adicionalmente, se han ido adecuando a las necesidades de los jugadores, de manera que se actualizan los gráficos, las temáticas y las estrategias. Y es así como, al igual que las barajas de cartas tradicionales, también han llegado al mundo del Internet. Las cartas son en definitiva un juego que nunca pasa de moda.

juegos de cartas

Las Cartas en el universo virtual

Internet ha abierto muchas puertas para todo tipo de negocio, entretención y actividad social. Y así como los establecimientos y tiendas físicas que entran al mundo del comercio electrónico y el mercadeo virtual, también lo hicieron los diversos tipos de juegos y las cartas no se quedan atrás. En el caso de las barajas clásicas y los juegos más populares, es cada vez más común encontrar plataformas con este tipo de juegos. Por ejemplo, Betway Casino ofrece el clásico blackjack online, que tiene como objetivo vencer al crupier con el menos número de cartas posibles, pero con un mano los más cercana posible a 21. Es incluso posible acceder desde el celular. Lo mismo pasa con las cartas coleccionables que se han extendido a la web. Uno de los juegos más populares en esta modalidad es Hearthstone, basado en el universo Warcraft y del que la web Vandal realizó recientemente un análisis en profundidad. El juego consiste en ir coleccionando cartas y monedas a medida que se “combate” con otros usuarios en línea.

Siguiendo esta tendencia, a partir del 2013 siguieron entrando al mercado gran variedad de juegos de cartas coleccionables basados en manga y videojuegos influenciados y apoyados por YouTube entre otras redes sociales. Algunos de ellos son Naruto, Avatar, Kingdom Hearts y Final Fantasy, entre otros. Estos juegos además han sido adaptados para consolas de videojuegos como PS2 y Nintendo entre otras.

En conclusión, las cartas coleccionables surgieron como una alternativa a los juegos de rol y a las barajas tradicionales. Aunque tienen un enfoque un tanto diferente a los mazos de cartas clásicos, también son un modo de entretenimiento que se ha ido actualizando con la tecnología e internet, con el fin de cubrir las necesidades de los usuarios actuales.

banner

Revista de entretenimiento sobre el talento español. Hablamos de tendencias, música, cine, lifestyle y arte.

NO COMMENTS

POST A COMMENT