Home / Sin categoría  / El cannabis y sus semillas

El cannabis y sus semillas

fotoperiodo

El auge del cannabis ha dado paso a la exploración de diferentes estrategias para que la planta continúe estando presente a lo largo de las generaciones dado el gran valor histórico que recoge su pasado. Este hecho ha permitido el surgimiento de los famosos bancos de semillas, sitios se caracterizan por su credibilidad y calidad garantizada de los productos derivados de la planta, un sitio especializado en ofrecer sus productos con respaldo legal y que van enfocados en satisfacer las necesidades de los coleccionistas expertos o novatos que desean seguir preservando la continuidad de la especie. Así pues, la participación de la ciencia médica en el estudio de la planta y confirmación de sus propiedades ha valido la pena para que su posición a nivel legal sea valorada en diversos países, incluso hoy en día, en la mayor parte de Europa se puede hablar de cultivos de cannabis sin necesidad de ser penalizado, y es que este tipo de actividades son permitidas siempre y cuando los cultivadores certifiquen que son realizadas con fines coleccionables dejando desestimado el hecho de que sea para la venta ilegal o tráfico de la planta.

Especies de cannabis y sus semillas

El mundo de las semillas de cannabis cada vez toma más presencia en el mercado actual, pero para entender un poco de qué va el asunto, es necesario indagar sobre las diferencias especies de la planta e de las semillas que por años han estado presente en la humanidad. En primera instancia y con el galardón de la más popular se encuentra la especie de Cannabis Sativa, de esta especie se puede decir que es una de la que más ha protagonizado eventos científicos sobre todo como parte de la medicina investigativa que se ha enfocado en descifrar las propiedades y beneficios de los compuestos o cannabinoides que hacen vida en esta especie, tal es el caso del Tetrahidrocannabinol o THC, reconocido como una de las sustancias psicoactivas que estimulan el sistema nervioso central causando cambios en el comportamiento y alteración de la percepción de la realidad en el individuo. En cuanto a su procedencia, es más frecuente encontrarla en América, Asia y África; no obstante, debido a su contenido de THC, muchos países han puesto una barrera en lo que respecta a la comercialización de sus semillas y otras partes de la planta.

Cannabis Indica es otra de las especies reconocidas en el mundo, es más común encontrarla de forma natural en regiones asiáticas y ha sido motivo de estudios por su contenido de Cannabidiol o CBD en comparación con los bajos niveles de THC; pues a pesar de que este compuesto también ejerce acción sobre el sistema nervioso central, en este caso su efecto es calmante o de relajación y no produce ningún tipo de reacción psicoactiva.

Una subespecie de Cannabis Sativa está tomando vuelo por sus propiedades a nivel de cultivos, no es otra que la Cannabis Ruderalis, la popularidad de su reconocimiento se centra en su indiscutible propiedad de adaptación a los ambientes de condiciones adversas donde los agentes externos y los cambios climáticos podrían destruir cualquier otra especie; esta cualidad la convierte en una potente candidata para los cultivos, pues, no requiere de un control estricto del fotoperíodo, además de ofrecer un porcentaje elevado de CBD en comparación con el THC. Es preciso destacar que, durante los últimos años la ciencia ha dado paso a otra serie de especies que derivan de procesos de manipulación o hibridaciones.

Ahora bien, estas especies naturales de cannabis dan lugar a diferentes semillas que están formando parte importante de los cultivos. La primera de ellas representan el tipo de semilla natural muy básica y son conocidas como Regulares, aunque para los cultivadores no es de gran provecho porque dan lugar a plantas tanto machos como hembras, y es que, los machos no ofrecen un buen contenido de THC, por lo que se consideran una pérdida de tiempo e inversión.

Dada la preocupación de los cultivadores por desestimar el uso del cannabis macho, surgen las semillas Feminizadas tras diversos procesos de manipulación genética que requirió el uso de una variedad de Cannabis Ruderalis en conjunto con semillas Old school; estas sin duda, trajeron alivio para los cultivadores, pues no se requiere de la presencia de la planta macho para la producción de plantas nuevas. Un nuevo tipo de semillas surgió a partir de las feminizadas en combinación con la especie Ruderalis, y se han denominado semillas autoflorecientes; estas semillas se caracterizan por ser muy resistentes gracias a las propiedades heredadas por parte de Ruderalis y, además, tienden a florecer con rapidez, por lo que se han convertido en las preferidas de los cultivadores novatos que desean levantar un cultivo en poco tiempo y disfrutar de un crecimiento resistente y acelerado sin tantos controles minuciosos como los que requieren otro tipo de semillas.

Sin duda, las semillas de cannabis se han convertido en un tema de amplio debate para la sociedad, por si fuera poco, los parámetros legales se han mantenido como libro abierto para que los cultivadores novatos o experimentados puedan conocer los estatutos y trabajar en función de no ir en contra de las leyes, de igual forma, los bancos de semillas internacionales son los mejores aliados para quienes desean seguir preservando esta especie icónica y con gran valor histórico para el mundo, se pueden buscar un amplio stock de semillas de calidad garantizada y con fines coleccionables.

banner
POST TAGS:

Revista de entretenimiento sobre el talento español. Hablamos de tendencias, música, cine, lifestyle y arte.

NO COMMENTS

POST A COMMENT