Home / Lifestyle  / El Galeón Español

El Galeón Español

El galeón español fue el dueño de los mares desde mediados del siglo XVI hasta el siglo XVII. Para algunos, el galeón representa la época de la exploración, la aventura y las grandes batallas. Para otros, representa costosas guerras, la expansión colonial explotadora y el saqueo del oro de América Central y del Sur.

Independientemente de lo que se piense acerca del legado cultural del galeón, es difícil estar en desacuerdo con que eran estructuras marítimas increíbles.

¿Qué era un galeón?

El galeón nació de la síntesis de diferentes estilos de barcos del norte de Europa y del Mediterráneo. Los españoles luchaban y saqueaban en estas zonas y tomaban nota de los constructores de barcos locales. Los barcos del norte de Europa tenían costados altos y cañones en los bordes. Eran adecuados para los viajes largos, pero no eran especialmente buenos para los conflictos en mar abierto. Las galeras de remo mediterráneas eran delgadas y tenían cañones frontales, pero no podían manejar el océano abierto ni sostener grandes grupos. Los españoles se estaban expandiendo por el Atlántico y necesitaban barcos que pudieran luchar y además escoltar convoyes de tesoros a lo largo de todo el trayecto oceánico.

Los galeones españoles se distinguían por tener altos «castillos» en la popa del barco, costados altos, muchos cañones laterales y tres o cuatro mástiles. Estaban perfectamente adaptados a la guerra en alta mar. Muchos aficionados admiran la calidad estética del galeón, y existe una larga tradición de maquetas de barcos a su imagen y semejanza.

¿Adónde navegaban?

Aunque los galeones españoles navegaron y lucharon por todo el mundo, su papel más importante para España fue el de los convoyes hacia y desde las Américas. Barcos como el San Hosé, recientemente redescubierto en el fondo del océano, se utilizaban para transportar el valioso oro y la plata de las colonias españolas a Europa. Esencialmente, financiaron el vasto Imperio español, que se vio envuelto en costosas guerras. Este incentivo financiero para los barcos fuertemente armados y resistentes explica por qué la corona española estaba dispuesta a gastar grandes sumas de dinero en costosos galeones.

¿Cómo era la vida a bordo?

Eso dependía mucho del rol de cada individuo a bordo. Un capitán o patrón de barco podía esperar un alojamiento relativamente cómodo y algo parecido a una dieta decente. Sin embargo, los soldados rasos no podían vivir en condiciones muy habitables. Dormían en hamacas o en paja y comían una mezcla de lo que podían recoger cuando visitaban los puertos y galletas hardtack. El escorbuto era un problema común entre los marineros que no podían ingerir la cantidad correcta de vitamina C.

En tiempos de guerra, las condiciones eran aún peores. Las batallas solían ser cortas, pero incluso los marineros que recibían heridas leves (por ejemplo, una astilla de madera desprendida del casco por un disparo de cañón) no podían evitar que se produjera una infección. La mayoría de los galeones llevaban cirujanos en tiempos de guerra, pero no podían tratar las infecciones con antibióticos como lo hacemos hoy. En su lugar, a menudo tan solo se extraía el tejido necrótico. Esto, como se puede imaginar, era un proceso extremadamente doloroso y no se realizaba con ningún tipo de anestesia que no fuera el alcohol.

banner
POST TAGS:

Revista de entretenimiento sobre el talento español. Hablamos de tendencias, música, cine, lifestyle y arte.

NO COMMENTS

POST A COMMENT