Home / Cine y Tv  / El trato de las series en la parrilla televisiva

El trato de las series en la parrilla televisiva

Si echamos un vistazo al panorama televisivo nacional, y en concreto, nos detenemos a observar la series, que desde unos cuantos años atrás se han convertido en los formatos dominantes de la sobremesa y el “prime time” nocturno, con pioneras que marcaron época y estilo como “Al salir de clase”, “Friends”, “Médico de Familia”, “Compañeros”…


Nos damos cuenta que hoy día la inversión en la producción de la ficción nacional frente a la internacional ha crecido notablemente en la mayoría de las cadenas. Sin embargo, y al mismo tiempo, éstas desembolsan grandes cantidades de dinero en adquirir los derechos de emisión de reconocidas series a nivel global, a las cuales no sacan partido.
Como ejemplos de la primera acción podemos mencionar series acabadas, como La Señora, El Internado, Sin Tetas no hay Paraíso… o que están actualmente en antena, como es el caso de El Barco, La República, Los Protegidos etc. Estas producciones son las que, dentro de la programación de las cadenas, han ido desplazando a las series extranjeras a un segundo plano y a una emisión que se aleja mucho de la que verdaderamente merecen. Ahora bien, hay que darse cuenta que estamos hablando de grandes superproducciones que mueven a millones de seguidores en todo el mundo, como pueden ser series como Perdidos, Mujeres Desesperadas, Gossip Girl y otras tantas más, que han sido víctimas de una programación tan cuestionable como inestable, con idas y venidas de una cadena a otra, con eternas interrupciones entre temporada y temporada, cambios de fechas y horarios de emisión repentinos… Éstas, son sólo algunas de las causas que provocan que la ficción internacional que domina las audiencias de países como EE. UU y Reino Unido, en España, tan sólo consigan recibir un trato justo y la mayoría de sus adeptos a través del visionado online.
Imagen de FormulaTv
Sin embargo, tampoco vamos a quedarnos en el punto melodramático de esta realidad, en tanto que hay razones evidentes que invitan al optimismo. A pesar de lo que podemos llamar programación indebida, por otro lado aparecen acciones que, al menos, contrarrestan lo anterior. Hablamos en estos casos, de cadenas como Cuatro y Antena 3, que en mayor medida son las que en la actualidad han reservado algún día el prime time de sus programaciones para apostar por series internacionales de la talla de Espartacus “Sangre y Arena” o Downtown Abbey.
Ante tal situación debemos plantearnos donde está el error en la parrilla española para que series de éxito en otros países, en el nuestro pase desapercibido ¿es culpa de la audiencia? ¿Del canal? ¿De la serie?

Texto Leyre Garay Cruz


Si te gusta IAMHERE MAGAZINE búscanos en
Lee el #issuu1 de Iamhere
banner

Revista de entretenimiento sobre el talento español. Hablamos de tendencias, música, cine, lifestyle y arte.

NO COMMENTS

POST A COMMENT