Home / Arte  / Abel Azcona «El arte debe ser útil»

Abel Azcona «El arte debe ser útil»

abel-azcona

A los dieciséis años, como alumno de la Escuela de Arte de Pamplona, Abel Azcona decidió salir de la calle a utilizar el cuerpo como herramienta crítica y política. Semanas antes había estado ingresado en una clínica psiquiátrica por motivo de un brote y un intento de suicidio. En estos procesos en las calles de su ciudad, Pamplona, entendió que podía utilizar el arte como herramienta transformadora, como catarsis y como un elemento político que impactará en el espectador y en su propia persona.

¿Cómo es tu proceso creativo?

Todas las experiencias con las que trabajo son protagonistas en mi proceso vital, por lo que intento ser coherente con cada uno de los procesos que abro, sobre todo en piezas críticas y polémicas, cada vez que desarrollo una idea intento que la idea transforme globalmente al visitante o espectador y también a mi persona. Cada obra tiene su parte literaria, su parte de videoarte, su parte performativa y su parte expositiva. Considero que el artista actual debe ser videoartista, performer, pedagogo, político y escritor.

Tus trabajos han dado la vuelta al mundo –y lo han revolucionado-, ¿cuál te hace sentir más orgulloso?

Cada una de las obras nace de una necesidad, todas ellas han tenido su momento y su por qué. Por lo tanto, en un momento de asexualidad en mi vida por el abuso sexual sufrido, obras de temática sexual explícita eran las piezas necesarias. En momentos de búsqueda personal en torno al abuso, las obras necesarias eran de denuncia, y así en cada momento, por lo que cada pieza la considero necesaria. Uno de los mejores momentos es cuando las piezas tienen una utilidad, como cuando con el proyecto La Sombra, en el que decenas de personas abusadas sexualmente en la infancia se reunieron para denunciar en común en los tribunales, resultando esta unión de mis procesos creativos. El arte debe ser útil y, cuando lo es, es uno de los mayores orgullos.

entrevista-abel-azcona

40 preguntas para Abel Azcona

Lo primero que haces al despertar…

Depende de la cama, la ciudad o el lugar en el que despierte, suelo preguntar a la persona que despierta a mi lado o al teléfono de recepción por donde estoy.

Una canción para empezar el día…

4’33’’ de John Cage.

El último disco que has comprado…

Un vinilo de La Polla en un mercado de antigüedades.

La película que no te importa ver una y mil veces…

Metrópolis de Fritz Lang.

La serie que hace que no te levantes del sofá…

No poseo pequeñas pantallas.

Si pudieras participar en un reality…

Me han contactado en ocasiones y siempre han sido negativas por mi parte.

Una persona (actor, actriz, cantante, etc) que te gustaría conocer…

Jean Genet, tendría que vencer a la muerte. O morirnos los dos, otra vez.

Una lectura que te ha cambiado la vida…

Dar la muerte de Jacques Derrida.

Planes diurno o nocturnos…

Nocturnidad y salvajismo.

Birra, vino o gin…

Uvas.

Un bar o restaurante que recomiendes…

Tengo la suerte de conocer todos los bares oscuros, con música en directo en Manhattan o Brooklyn. En estos últimos meses un bar clásico en el centro de Lisboa y en Madrid, cualquier bar con barra de metal.

Tengo la suerte de conocer todos los bares oscuros

Dulce o salado…

Agua del mar.

Tu comida favorita…

El beber es un disfrute, el comer es un sustento.

Una red social…

La barra de un bar.

Una cuenta de Instagram…

La mía, y gracias a que tengo quien la gestione.

Un youtuber al que sigas…

Desconozco ese mundo.

Una ciudad en la que te quedarías para siempre…

Bogotá, su carnalidad y su crudeza.

La mejor compra que has hecho nunca…

Un libro de poemas, cuando vivía y dormía en las calles.

La peor decisión que has tomado nunca…

Decidir vivir, por lo menos por ahora.

¿Crees en el perdón?

Si es el ámbito eclesiástico, no.

Si algún día te pierdes, ¿dónde te podemos encontrar?

En la barra de una bar oscuro, con un libro y un par de copas.

Si tuvieras que cambiar de profesión…

Soy enfermo mental e hijo de prostituta antes que artista.

Puedes viajar al futuro o al pasado…

No, no puedo.

Algo nuevo que te gustaría aprender…

A empatizar.

El objeto más raro que tienes en tu casa…

Un pájaro de porcelana que simboliza el fracaso.

Un tema de conversación que nunca falla…

Las nubes.

Una edad en la que vivirías permanentemente…

En el vientre.

Algo que aún no has hecho, pero te gustaría…

Eexplorar sensaciones símiles a la idea preconcebida como felicidad por parte de la sociedad.

Prefieres arrepentirte de hacer algo o de no haberlo hecho

Me arrepiento de haber nacido, pero al no ser mi decisión, nací como objeto político.

La mejor fiesta que te has pegado en la vida…

as noches siempre tienen algo de vino, algo de sexo y algo de fiesta. Cada noche.

Una forma de acabar la noche…

Vino y cocaína.

Palabra o expresión que usas mucho…

Asepsia mental.

Si tuvieras un superpoder…

Retrocedería en el tiempo y no nacería.

Un recuerdo de la infancia que jamás olvidaras…

Los días totalmente abandonado en una habitación.

Si miras al futuro, qué te imaginas…

En pocos años cierro mi etapa corporal con una obra con carga vital, donde mi cuerpo morirá dentro de una pieza conceptual que fundamentará parte del sentido de mi obra.

Alguna vez te has quedado con ganas de decirle algo a alguien…

Nunca.

Persona que te cambió la vida…

Mi madre, sus consumos, una gestación impregnada en heroína y la supervivencia.

Duermes con o sin calcetines…

Desde niño los terrores nocturnos imposibilitan un buen descanso, duermo como una o dos copas de mi vino, eso si es una constante.

Una forma o idea para ligar…

Durante años la sexualidad ha estado anestesiada en mi proceso vital, marcado por abuso y abandono.

Alguna vez has dicho y te han dicho “Te quiero”…

Siempre digo que el máximo y único acto de amor que he tenido en mi vida son los tres intentos de aborto de mi madre biológica.

abel_azcona_artista

banner

Revista de entretenimiento sobre el talento español. Hablamos de tendencias, música, cine, lifestyle y arte.

NO COMMENTS

POST A COMMENT