Home / Entrevistas  / Geno: “Sueño con la felicidad y volver a comenzar quitando lo malo y buscando lo bueno”

Geno: “Sueño con la felicidad y volver a comenzar quitando lo malo y buscando lo bueno”

Geno vuelve pisando fuerte y nos presenta su primer disco titulado “A golpes de amor”, nombre del primer single.
Entre cafés y risas la revista Iamhere ha charlado con la canaria y tras más de una hora de conversación hemos recorrida su historia, desde que entró en el primer Operación Triunfo, hasta la presentación de su álbum debut.

Aquí te tenemos, 10 años después de tu primer OT. ¿Cómo te encuentras?
Un poco desubicada, porque me cuesta asimilarlo todo. Lo de haber vuelto después de 10 años, creo que me superó bastante y me pudo el entrar otra vez en la academia. No ha sido fácil para mí, nada fácil. Pero, poco a poco, voy digiriéndolo todo.

Cuando entrasteis en la academia no sabíais la repercusión que podía tener el concurso y al final resultó ser todo un boom. ¿Cómo te sentó ser la primera expulsada?
Lo pasé mal, porque quería seguir y que la gente viera mi evolución. Tenía 19 años y tenía que evolucionar mucho, así que me dolió el no seguir. Pero, dicen que no hay mal que por bien no venga y luego vi todo lo positivo que tenía; he hecho una carrera gracias a Operación Triunfo.

No obstante, tu vida no acabó con la salida de OT. No te desvinculaste del mundo de la música, ni siquiera del programa, ya que continuaste grabando discos de las galas con tus compañeros, y enseguida formaste Fórmula Abierta ¿Cómo se inicia este grupo?
Al principio Fórmula no me convencía. Éramos 16 concursantes e íbamos a tener nuestra carrera en solitario, y así fue, menos Fórmula Abierta. Tengo que decir que me lo tomé bastante mal, pero luego reflexioné y pensé que era trabajo, un peldañito más y empecé a verlo como un trampolín o como un camino al mundo de la música. Al final, acabé muy contenta y trabajando sin parar. Le debo muchísimo a Fórmula Abierta, quizás los mejores años de mi vida hayan sido estos.

Has participado en Eurovisión, acompañando a Rosa. ¿Cómo lo recuerdas?
Fue lo más. Teníamos nervios, tensión, trabajo, entrevistas… y también pudimos conocer la ciudad, Tallín. Fuimos a arropar a Rosa, no solo vocalmente, sino también a animarla. Aunque yo creo que no le hacía falta, porque salió y lo dio todo. A mí me sorprendió. Así que fue una experiencia maravillosa. Fue fantástico, inolvidable.

La anécdota más destacada era que no nos defendíamos muy bien con el inglés, y en las ruedas de prensa lo pasábamos fatal… (Bromea)

No sé si sabes, que Lucía Pérez, nuestra representante en Eurovisión de este año, ha declarado que “El sistema de elección para Eurovisión con ‘Operación triunfo’ era discriminatorio”. ¿Qué opinas?
Pero ya no se va así a Eurovisión desde Operación Triunfo. Además al principio del concurso ese era el fin; ir al festival. Aunque también la entiendo, pero es que era el premio de Operación Triunfo y ahora, además, se hace de manera diferente.

A mí me encantaría presentarme, porque fue una experiencia muy chula (dice entre risas).

No obstante, tu carrera musical ha ido por otros cauces y tras tu paso por el festival, empiezas a preparar tu carrera en solitario. ¿Te costó iniciar el proyecto?
Quería hacer mi camino sola, pero no lo tuve nada fácil, eran todo obstáculos. No me vienen las cosas fáciles y aunque me vengan las tengo que luchar el triple. Además en ese momento me quedé embarazada, pero porque lo decidí yo y aparqué la música. En parte, porque me estaba saturando, era como subir una montaña y no llegar a la cima, e hice una parada de 3 años. Durante ese tiempo, surgió la oportunidad de grabar el disco.

Y en 2011 vuelves a entrar en la academia. ¿Por qué decidiste participar de nuevo?
Lo decidí después de 4 largos meses. Me propusieron participar y dije que no, y fue rotundo. Pero después de unos meses decidí que sí, porque mi contacto con el público era escaso y pensé que era una buena oportunidad para volver a estar ahí. Quería que me volvieran a descubrir, porque la imagen que tenía en el primer OT, era de una niña, y ahora ya es de otra manera.

Yo ya tenía mi disco en la calle, pero entré como una concursante más, aún sabiendo que había gente que me conocía.

En tu paso por esta última edición hemos visto un cambio en ti respecto a aquella niña de 19 años ¿Cuáles han sido los cambios más importantes dentro de la academia y también tuyos? ¿Cambió tu concepción del programa?
Cambios en mí, todos. Más madura, más control… Aunque siempre hay que seguir aprendiendo, ahora destacaría mi mayor concentración. Fui a aprender de forma más seria. Diez años después la vida te da palos y no puedes estar con la locura de los 19 años.
En cuanto al programa, yo sabía cómo era Operación Triunfo. Y ahora ya se entra con otra idea, porque todos hemos visto el concurso. Quizás por eso en la primera edición tuvimos tanto éxito, porque entrábamos puros. En este último OT, he visto cambios estéticos, pero no en la forma del programa. Siempre lo han llevado así y seguirán hasta que se agote el formato.

Cuando entraste otra vez, desde luego no te imaginarías cómo iba a ser el desenlace… ¿Cómo sentó dentro de la academia el final anticipado del concurso?
Lo sabían todos menos nosotros. Veíamos cosas un poco raras, pero tampoco le dimos importancia, hasta que nos reunieron y nos lo dijeron. Me quedé helada, con el estómago encogido y sin poder creerlo.

Aunque tenga audiencia baja, que tampoco teníamos una audiencia mala, no lo podíamos entender. Es el primer Operación Triunfo que cancelan, así que fue un jarro de agua fría. ¡No me lo esperaba! Pero lo primero que vino a mi mente fueron mis compañeros. Me dio pena, porque yo sé que tenían mucha ilusión y al fin y al cabo yo ya lo había vivido.

¿Os dijeron el por qué?
Preguntamos el por qué, pero nunca lo van a decir. Yo todavía sigo preguntándomelo…

El productor ejecutivo del formato OT, Toni Cruz, ha declarado que el programa no se merecía terminar así, aunque es verdad, que necesita alguna renovación para volver a ser lo que fue en su tiempo. ¿Estás de acuerdo?
Él es un hombre muy inteligente y si pensaba eso quizás tendría que haber hecho los cambios para este 2011. Aunque ya hubo modificaciones muy acertadas: el estilismo, la escenografía… A lo mejor no son cambios muy bruscos, pero se notan cosas.

Quizás haya que darle otro toque, otra forma de ver el programa, ahí sí estoy de acuerdo con él. Pero hay que saber qué y cómo cambiar, porque en esta edición han estado dando vueltas y probando, sin saber muy bien hacia dónde ir.

Aunque la cuota de pantalla haya bajado, OT cerró su última gala con más de 2 millones de espectadores, que suponen bastantes más que los que vieron las galas de la edición anterior. ¿De dónde pueden venir los errores entonces?
Quizás meterlo por Internet, que ha sido muy descontrolado el tema de las votaciones. El teléfono es de otra manera.

¿Os sentís productos del programa?
Yo desde que entré siempre he sido un producto. Para mí OT, es un escaparate; yo soy un producto y siempre me he considerado como tal, porque quiero vender mi arte. Mi producto es el disco, pero también yo. Estos concursos son así, también es un concurso de convivencia.

¿Cómo se lleva que se vea tu vida en el concurso, cuando en realidad lo importante es vuestra formación?
Esa es la parte que nunca me gustó del programa, yo quería cantar, no quería que se vieran cosas más íntimas. Pero claro, también tenía que pasar por eso dentro del concurso.
Aunque OT1, se basaba en aprender, en la constancia, era otra cosa y otra época. Hemos cambiado mucho y la televisión también ha cambiado.

Durante tu paso por OT, todos los telespectadores vivimos el fenómeno #sufrocomogeno que movió bastante masa de gente dentro de Internet ¿Qué sentiste cuando te enteraste de esto y cómo te lo tomas?
Cuando me enteré me lo tomé fatal y ahora estoy encantada. Sin quererlo cree un personaje, con el que no me identificaba cuando salí, porque desde fuera es diferente a lo que se vive dentro. Una cosa es lo que tú sientes y otra lo que está viendo la gente de ti.

Pero lo hago sin querer, no es sobreactuado. Soy muy expresiva, y me veo así en las imágenes, pero desde dentro lo expresaba tal y como lo sentía. Entonces me sentó mal, pero luego fui descubriendo que gracias a ese personaje de sufridora que se fue creando, he tenido muchos seguidores a los que después les ha gustado mi trabajo.

Ahora me río de mí misma y viendo mis caras me he divertido.

Tus compañeros de la primera edición te hicieron un video de apoyo durante tu estancia en el concurso. ¿Echaste de menos a alguien en ese vídeo?
Me hubiese gustado ver a mucha gente, pero con los que lo hicieron ya fue súper emocionante y muy emotivo. Los demás, a lo mejor no es que no quisieran o que no me apoyaran, es que no pudieron.

Ahora estás presentando tu nuevo disco “A golpes de amor”. Ya estaba en el mercado cuando entraste en la academia, ¿cómo te has reenganchado al trabajo?
En Junio del año pasado se lanzó sólo por Internet y 10 días antes de entrar en el programa, en formato físico.

Para hacer el disco he tenido apoyo, pero no un apoyo grande, así que nos está costando mucho. Si no tienes “un padrino” hay que luchar sola, y es lo que tengo que hacer, luchar por hacer lo que me gusta. No por la fama, porque he vivido estar arriba y estar casi escarbando tierra y la fama es efímera. Yo me quedo satisfecha si tengo mi pequeño público fiel y cantar con mi voz y transmitir. Ese es mi fin.

Es una dúo con Raúl, ¿por qué él y cómo fue la experiencia?
Lo conocía de cuando estaba con Fórmula, que coincidíamos en bastantes promociones y me dijeron que podía hacer el dúo con él y no me lo podía creer. No me lo esperaba y me hizo mucha ilusión. A parte de que me encanta como persona, como cantante es un vozarrón, así que fue una experiencia muy chula.

Es una canción divertida, positiva, que transmite alegría. ¿Se puede decir que te encuentras en un momento así en tu vida?
Lo intento. Soy muy positiva y a pesar de tener mis bajones, busco la felicidad. Cuando me dieron este tema yo estaba en un momento bastante malo y decidí cogerlo, porque lo que dice es lo que quiero transmitir.

Sueño con la felicidad y volver a comenzar quitando lo malo y buscando lo bueno. Lo malo no dura para siempre.

Has presentado ‘Promesas’, recientemente, en una quedada de fans ¿cuál ha sido su acogida?
A los chicos les encantó. Es un tema que se sale de lo que son los ritmos más latinos, como en “A golpes de amor”, pero también lo cogí para eso, para darle un rollo distinto. Lo del remix fue una idea mía, porque me gusta que la gente baile con mis temas. Me apetecía.
Texto Paloma Piqueiras
banner

Revista de entretenimiento sobre el talento español. Hablamos de tendencias, música, cine, lifestyle y arte.

NO COMMENTS

POST A COMMENT