Home / Cine y Tv  / Gran Hermano 16: un idilio y una pelea con perdón

Gran Hermano 16: un idilio y una pelea con perdón

pelea han aritz

Muchas cosas han pasado estas dos semanas que llevamos sin leernos, y es que los concursantes de nuestro reality preferido por excelencia no paran de darnos momentazos entre piki-pikis, edredonings y nominaciones.

Esta semana se nos fue Suso, protagonista de esta edición a pesar de que a muchos les duela. A pesar de ser tan detestable, como concursante ha sido un 9: ha disfrutado del concurso cien por cien, nos ha hecho partícipes del concurso, traspasando a veces la cuarta pared y hablándonos directamente a todos los espectadores, retándonos, jugando con sus compañeros, y por supuesto con Sofía. Es por esto por lo que está en la calle. Pienso que fuese sido un concursante 10 si después de todo, nos hubiese dado lo que todos queríamos: acabar ablandando su corazón para la hija de Maite. Aún así, también hay que reconocer que ha sido el único que ha tenido valor en plantarle cara a Aritz, y decirle frente a frente que utiliza a Han.

Esta casa se ha quedado con un hueco grande y unos cuantos muebles, que si no nos ponemos las pilas, acaban llegando a la final.

Aritz y Han

El chino granaíno que nos cautivó en la primera gala ha ido perdiendo seguidores poco a poco. Seguidores que han ido convirtiéndose en detractores por su enfrentamiento con Aritz. Según ellos por el dramatismo y el victimismo de Han. ¿No es a caso el chino una víctima del vasco?

Aritz ha jugado con sus sentimientos y lo ha utilizado a su antojo para llegar lejos en el concurso y además, cubrir su verdadera inclinación sexual. Por muy liberales que seamos, nadie va haciendo chupetones en el cuello a un amigo, (a no ser que estés en primero de la ESO y tu hora de llegar a casa sean las 10:30) eso es exactamente lo que ha hecho Aritz. No contento con eso, y cuando ve que empiezan a nominarle sus compañeros, se altera como un desquiciado en plena gala y empieza a acribillar a Han como si no hubiese un mañana, gritando en directo que el chino le metió mano mientras dormía, como si fuese la primera vez que los dos se tocan partes íntimas. Después de un concurso lleno de poses sexuales, chupetones, lametones de orejas, pezones y rozamientos varios, este tipo nos quiere hacer creer que somos tontos o algo por el estilo, y no nos damos cuenta de su juego para ganar el concurso.


Después de soltar por la boca todos los sapos y culebras que pudo, el del sombrero siguió maldiciendo a Han y Marta, (que salió en defensa del chino) con su ahora inseparable Marina Reborn.

Al día siguiente de todos estos hechos, fueron los premios Setas, unos premios donde los chicos tenían que galardonar al compañero más importante para ellos, y cómo no, el ingenuo de Han decidió guiarse por su corazón y dar el suyo a Aritz pese a la tensión que se había vivido en la noche anterior. Es entonces cuando el vasco decide hablar con él para solucionar su encontronazo. Cosa que vuelve a demostrar que no se puede permitir quedar mal ante un gesto tan bonito por parte de Han y que odia que la audiencia lo vea como lo que es, el villano en la sombra de esta edición.

Sofía

La otra protagonista de esta edición se ha quedado sin su obsesión, Suso. Y la verdad, es algo que le viene muy bien, ya que estaba llegando a acosarlo de manera que ni ella misma se reconocía. Ahora Sofía podrá disfrutar de un concurso en su plenitud, sin tener que vivir pendiente de alguien que no le hacía ni caso y le despreciaba cada dos por tres.

Pero hay alguien que ha sustituido el sitio que guardaba la de Pamplona en su cama para Suso. Hace unas noches, Sofía se acurrucaba junto al mejor amigo de Suso dentro de la casa, Ricky. Un chico con el que la tensión sexual se ha palpado en el ambiente entre ellos dos desde que entró a la casa, y que por la presencia del tercero en discordia no pudo estallar. Ahora nos queda una Sofía de camino a la final con muchos seguidores que estoy seguro, se verá las caras con un Aritz al que el público ciego aún adora. Apostemos por alguien que ha disfrutado su concurso al máximo, sin dejarse llevar por apariencias y estrategias, sin haber jugado con nadie, siendo natural aún sabiendo que su actitud no pueda verse bien fuera. Hagamos a Sofía ganadora.


Marta

La canaria es un show constante, cuando no sale a defensa de Han con lágrimas incluidas, le planta cara a su amigo Carlos en sus constantes gruñidos, y cuando no, protagoniza los momentos más divertidos de lo que queda en la casa de Guadalix. Está claro que no se puede ir esta semana que hay que reservarle un buen sitio en la final, al lado de sus inseparables Sofía y Han, por estar disfrutando y haberse olvidado de las cámaras, que al fin y al cabo es lo que cuenta.

Marina

La que parecía que iba a entrar teniendo el mismo protagonismo que su bebé de silicona, está cogiendo carrerilla. Y es que ahora, y tras bailarle en su día el agua a Quique, se la baila a Aritz, metiéndose en medio de la relación del vasco y el chino, y metiendo mierda cada vez que puede. Está claro que quiere permanecer al lado de Aritz porque sabe que es fuerte, pero ya hay que ser mala y bicho como para hacer que estos dos acaben en bronca cada dos por tres por comentarios suyos. Echó a Amanda y eso es algo que no podemos perdonarle jamás, esta semana sí que sí, más que nunca: GH MARINA al 27450. Y que siga dando paseos en solitario por el cementerio de su pueblo.


Niedziela

Esta chica es un sí pero no, un quiero y no puedo. Podría haber sido una concursante que nos hubiese dado momentazos por su carisma y su simpatía, sin embargo ha dejado a un Vera victimizado por su amor no correspondido y una oportunidad de haberse ligado a Suso y haber trastocado toda la trama, ya que el catalán en sus últimos días en la casa, llegó a meterse en su cama y a declararle que tendría algo con ella. Nos quedamos con su amistad con el #teamArpías (Marta, Han y Sofía), que a menos sigan dándonos momentazos.

Vera

Casi no sabía que concursaba en GH hasta que vimos que fue el elegido para ir a Big Brother México. Allí vivió una semana intensa llena de juergas, amistades para toda la vida (o eso cree él) y un romance fugaz con la más guapa de la casa mexicana, Roxanna. Esa semana me ganó por completo, quise guardarle un sitio en mi palmarés de cara a la final, pero ha sido volver y cagarla de nuevo. Y es que el boy es un falso en toda regla, va de amigo de Han diciéndole que es su ganador y luego le mete 3 puntos, acompañado de un: quiero que se vaya él esta semana. Compra personalidad, Vera.


Ricky

Si quiere llegar lejos más le vale que su idilio con Sofía sea porque de verdad le atraiga y no porque quiere utilizarla para su beneficio, es la única forma que tiene este chico de ganar votos.

Carlos

Una vergüenza que un chico como él esté aún en el concurso, porque transmite lo mismo que el sofá del confesionario. Él dentro y concursantes como Maite, Amanda o Suso fuera, una auténtica vergüenza.

banner

Diseñador gráfico y pronto, también de moda, por inconformista. Fotógrafo de moda, amante del teatro, los realitys y los pandas | @PrinceJosemi

NO COMMENTS

POST A COMMENT