Home / Abajo el telón  / La reina de España: la niña de tus ojos ya no es tan niña

La reina de España: la niña de tus ojos ya no es tan niña

la-reina-de-espana

Fernando Trueba recupera dieciocho años después a los personajes de La niña de tus ojos en una segunda parte que es a la vez continuación y nueva aventura.

Polémicas e intentos de boicot aparte, lo cierto es que La reina de España ya había levantado unas expectativas muy justas desde su preproducción. La continuación de uno de los grandes clásicos del cine español no ha defraudado pero queda muy lejos de su antecesora. Todos los espectadores nos unimos a Trueba en su añoranza por Rafael Azcona, que colaborara en la escritura del guion de la primera parte, mucho más cohesionado y que invitaba más a la inmersión. Y es que el principal problema de la cinta es su ritmo, demasiado irregular, y la obviedad en muchos de sus gags o mensajes, que aunque evidentes en ambas películas, son mucho más explícitos en esta segunda, lo que impide que el espectador pueda entrar a formar parte de un mundo donde se le da todo hecho.

Pero La reina de España no es una mala película, muy al contrario, a nivel técnico y artístico el trabajo es impecable. José Luis Alcaine, director de fotografía, colaborador habitual de Almodóvar y Trueba, realiza otro de sus grandes trabajos, en un film que cuenta además con la dificultad añadida de la gran cantidad de decorados dispares y exteriores. La recreación del Madrid de los años 50, donde se sitúa esta vez la historia, es muy atractiva.

La continuación de uno clásico del cine español

La historia esta vez está contada en un tono que pretende moverse más en la comedia que el drama. Los personajes que ya conocemos, interpretados de nuevo por Penélope Cruz, Antonio Resines, Santiago Segura, Rosa María Sardá y un largo etcétera, continúan donde se quedaron en la entrega anterior pero con la evolución lógica del paso del tiempo. El leitmotiv de cada uno sigue presente pero en esta ocasión se muestran mucho más predispuestos a interactuar con su entorno, a meterse en temas que tocan directamente la política. Al impresionante elenco se unen en esta ocasión Javier Cámara, Carlos Areces, que como viene siendo habitual brinda con su cameo uno de los momentos más brillantes de la obra, Ana Belén, Chino Darín y los internacionales Clive Revill, Mandy Patinkin o Cary Elwes.

En el film se respira desde los créditos de inicio un aire nostálgico, de los casi veinte años pasados tanto en la ficción como en realidad. Se cambia esta vez la Alemania nazi por el franquismo, un tema fundamental en la historia. Macarena, el personaje de Penélope Cruz, vuelve a España de una carrera triunfal en Hollywood, para el rodaje de una película sobre Isabel la católica. Pero traerá consigo mucho resentimiento y desprecio hacia el régimen por todas las víctimas que se está cobrando, entre ellas su mismo padre. Estamos ante una cinta con un claro mensaje antifranquista, pero sobre todo de canto de amor al cine, al arte y a la risa como vía de expresión de nuestros sentimientos e ideas y también para sobreponerse a las desdichas de la vida.

banner

Escribo, dirijo, grabo, hago fotos, en general, creo cosas. Pero sobre todo: miro, escucho y leo. Fotoperiodista, editor, pesado del cine para los amigos y antropólogo musical.

1 COMMENT
  • Guille 7 diciembre, 2016

    A mi me a sorprendido bastante positivamente, después de todo lo que se ha hablado de ella era un poco escéptico pero realmente merece la pena

POST A COMMENT