Home / Cine y Tv  / La utopía del cine: Razones para ir al cine

La utopía del cine: Razones para ir al cine

Hoy en día ir al cine ha dejado de ser un hábito social porque todo lo tenemos al alcance de nuestra mano a través de un “clic”.

Los niños prefieren jugar al Pro que bajar a chutar al parque, los adolescentes chatean por Facebook en vez de quedar para dar una vuelta, la gran mayoría ven una película borrosa con toses incluidas en lugar de ir al cine. Y es que las buenas costumbres se están perdiendo.

El cine es magia. Nos envuelve en un mundo lleno de sensaciones, de sentimientos a flor de piel y de sobresaltos. ¿Quién no recuerda la muerte de Mufasa, el hundimiento del Titanic o el final de La vida es bella? El cine enriquece el alma. Nos hace mejores personas. Y no hay nada como una buena sala de proyección, butacas cómodas y sonido envolvente. Ver la emoción en el rostro de los más pequeños, cómo la imagen parece que te come y te invade un sentimiento que no te abandona durante dos horas. La riqueza del cine va mucho más allá del contenido.
Hay personajes, hay historias, que merecen ser vistas en pantalla grande. ¿Acaso Avatar es lo mismo en cine que en casa? ¿En 3D que en 35mm? Quien diga que sí, miente. Lo cierto es que en el cine, las lágrimas son más amargas, las risas más fuertes y los sustos más sobrecogedores. Y compartir esa experiencia con decenas de personas, no tiene precio.
Aunque claro, por desgracia, esto no es aplicable a todas las películas. Cuántas veces habremos salido del cine sintiéndonos estafados. Pero es un riesgo que hay que correr, y el amante del cine lo asume de buen gusto. Hay quien le duele pagar 8 euros por la entrada de una película, pero no por un cubata. Cuestión de prioridades, supongo.
Bajo mi punto de vista, es de hipócritas quejarse del precio de una entrada de cine y luego costearse un equipo Home Cinema de 6000 euros…Así que muchas veces no es tanto el precio, sino el criterio al elegir título.
¿Qué sería de un mundo sin cines? ¿Dónde iríamos en las citas? ¡Estar a oscuras con la chica que te gusta tiene un precio! Bromas aparte, táchenme de tradicional, pero soy de ese tipo de personas que prefieren leer libros en papel y ver películas en el cine.
No importa la resolución o las pulgadas de nuestro televisor, la sofisticación del sonido o la comodidad de nuestro sillón…el cine es magia. Y como toda magia, se estropea si se explica el truco.
 
Texto Marta Herranz
Si te gusta IAMHERE MAGAZINE búscanos en
Lee el #issuu4 de Iamhere
banner

Revista de entretenimiento sobre el talento español. Hablamos de tendencias, música, cine, lifestyle y arte.

NO COMMENTS

POST A COMMENT