Home / Cine  / “La vida inesperada”, nada nuevo en la pantalla

“La vida inesperada”, nada nuevo en la pantalla

La vida inesperada

Lo que más duele de la película, y ojo porque también es lo más incómodo, es el doblaje, porque el cine en español doblado al español con diálogos en inglés es ya de por sí incómodo (quien pueda que la vea en VO), hay veces que los motivos comerciales estropean las películas (y este es un buen ejemplo de ello).

La vida inesperada” es una película que en cierto modo sobra, y sobra porque no aporta nada nuevo, a lo ya visto y de mejor calidad. La historia del éxito, del fracaso, de la caducidad de los sueños en una gran ciudad como Nueva York  además de haberla visto en numerosas ocasiones la hemos disfrutado con mucha mayor calidad. Por eso la trama de dos primos con resultados diferentes en la vida, el fracaso y el éxito confluyen para conocer la realidad que hay detrás de cada uno.

La ciudad de los rascacielos acoge perpleja una trama que se pasea entre la comedia y el drama pero que se sostiene solamente gracias a Javier Cámara y Raúl Arévalo que le aportan el alma que le falta a sus personajes logrando transmitir algo de proximidad. Eso y la fotografía fantástica de Kiko de la Rica son los pocos puntos fuertes de la película de Torregossa.

Numerables intentos de sentimentalismo, de ofrecerse como una pieza tierna e inofensiva, de música, planos y tramas que hacen que la película se quede pequeña al ser un vago intento de ofrecer algo nuevo. Un guion lleno de tópicos, clichés y muy trillado que a día de hoy ya no funcionan, y repito, no funcionan porque ya los hemos visto antes y con más calidad tanto en su guion como en su montaje, etc.

Arévalo y Cámara, los protagonistas

Vale la pena verla por Arévalo y Cámara, que le dan la luz y vida que le faltan a unos personaje que navegan en una ciudad que ya conocemos (¡qué no se ha dicho ya de Nueva York!) en donde sus historias se hunden de lo poco que enganchan al espectador por ofrecer un sofrito de situaciones, que más que típicas alcanzan ya el grado de tópicos, sobre la vida y los sueños. Cuenta con buenos nombres detrás de las cámaras (incluso delante), por lo que no termino de entender cómo esta película ha visto la luz cuando a la vista está que en su mayoría hay cosas que no funcionan.

banner

Redactora en la sección de cine en Iamhere Magazine | @sandra_pampin

NO COMMENTS

POST A COMMENT