Home / Abajo el telón  / Los Goya 2015, por un cine sin complejos

Los Goya 2015, por un cine sin complejos

los goya 2015

Unos peliculones increíbles” así terminaba Nerea Barros su discurso al recibir el premio a Mejor Actriz Revelación. Y razón no le falta a la compostelana porque, pese a la crisis y a los presupuestos más ajustados que nunca, se están llevando a cabo producciones de alto nivel y de gran calidad que nada tienen que envidiar a la industria norteamericana. Y muy bien lo resumió Dani Rovira en su discurso de presentación para dar entrada a la gala “el año con más recaudación de la historia con más de 130 millones de euros” algo que sin duda cabe festejar gritando alto y fuerte: “que vivan los espectadores, que vivan las grandes historias y que viva el cine español”.

Penélope Cruz, Pedro Almodóvar, Antonio Banderas, José Sacristán y una larga infinita de grandes profesionales se reunieron de nuevo todos juntos en el escenario del Hotel Auditorium de Madrid, una gran alfombra rosa repleta de diseñadores españoles que vestían a nuestras estrellas. Dani Rovira hizo gala de su mejor faceta para instaurar un ambiente cálido y de buen rollo entre todos, incluido el “Ministro de Cultura”. Pero como todos los santos años nos tocó aguantar números musicales que nada aportan salvo bajar el ritmo de la gala, aumentar el sueño de los espectadores y, según que números, hasta provocar cierta vergüenza. Bien es cierto que aquellos números con cierto significado y que suponen una declaración de intenciones como el “Resistiré” bien valen la pena, pero aquellos otros números de claqué o flamenco-jazz que a nada vienen a cuento, digo yo y como muchos otros que sería mejor revisar la escaleta para futuros años para evitar galas de tres horas y media con momentos suprimibles, Alex O’Dogherty a la cabeza.

Pero vamos a lo importante: la noche del cine español. Un cine por fin sin los complejos del pasado, un cine que reconoce los errores y los admite con naturalidad, un cine que valora a sus espectadores, un cine que se cuida en calidad y que ahora reporta también en cantidad para las arcas (u orcos) del Estado. Un cine que empieza a funcionar como un gran motor de la industria, y pese a tener la eterna lucha del 21% de IVA prefiere centrarse en combatirlo de la mejor forma posible: calidad, calidad y calidad que animen a los espectadores a sentarse en las butacas.

“La isla mínima” fue sin duda alguna y sin sombra la gran triunfadora de la noche dejando casi en el olvido a la maravillosa “Magical Girl”. Fueron muchas las sorpresas inesperadas, sobre todo los premios que fueron a parar a manos de Karra Errejalde por Mejor Actor Masculino de Reparto y el Mejor Actor Revelación a Dani Rovira. Da la sensación de que tanto premio para “Ocho Apellidos Vascos” tiene detrás algún que otro significado porque chirría bastante pero en todo caso, desde aquí felicitamos a ambos y también a Carmen Machi.

“Ida” de Pawel Pawlikowski a la Mejor Película Europea fue el primer galardón que dio el pistoletazo de salida a la entrega de premios. Y tras ella siguieron una enorme lista en la que la mayoría fueron a parar al thriller de Alberto Rodriguez “La isla mínima”: Mejor Película, Mejor Director, Mejor actor protagonista, Mejor Actriz Revelación, Mejor Guion Original, Mejor montaje, Mejor Fotografía, Mejor Música Original, Mejor Dirección Artística y Mejor Diseño de vestuario. 10 goyitas de 17 se llevó el sábado noche el equipo de “La Isla”, por detrás “El Niño” con cuatro y “Ocho Apellidos Vascos” con tres. Carlos Vermut tras recibir halagos por todas partes y con razón por “Magical Girl” se fue casi de vacío, pero afortunadamente Bárbara Lennie se llevó el Goya a Mejor Actriz Protagonista, en parte da pena porque es una maravilla de película que se fue casi sin nada pese al gran año de recorrido que lleva.

Una gala para demostrar que los siempre secundarios pueden dar el salto a protagonista y terminar alzándose con el Goya a Mejor Actor como Javier Gutiérrez por su papel policíaco en “La isla mínima”. Y ojo porque también hubo sitio para la animación, “Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo”, con dos Goyas a Mejor Película de Animación y Mejor Guión Adaptado, ya es hora de que se tome más en serio el género de la animación, Javier Fesser ha demostrado aquí que hay talento y mucho que demostrar.

Una noche para recordar un patio de butacas repleto de talento y puestos en pie para ovacionar a la gran Asunción Balaguer, y como no, para agradecer las grandes palabras y el trabajo de Antonio Banderas en un discurso impecable tras recibir el Goya de Honor, como se nota la marca y la percha de Hollywood:

Unos goyas de altura, por cierto, un mensaje para Wert, Montoro y compañía: “Ya va siendo de que nos bajen el IVA, ¿no?”

MEJOR PELÍCULA    La isla mínima

MEJOR DIRECTOR   Alberto Rodríguez, por La isla mínima

MEJOR ACTOR   Javier Gutiérrez, por La isla mínima

MEJOR ACTRIZ  Barbara Lennie, por Magical Girl

MEJOR INTERPRETACIÓN MASCULINA DE REPARTO  Karra Elejalde, por Ocho apellidos vascos

MEJOR INTERPRETACIÓN FEMENINA DE REPARTO   Carmen Machi, por Ocho apellidos vascos

MEJOR ACTOR REVELACIÓN  Dani Rovira, por Ocho apellidos vascos

MEJOR ACTRIZ REVELACIÓN  Nerea Barros, por La isla mínima

MEJOR DIRECTOR NOVEL   Carlos Marques Marcet, por 10.000 KM

MEJOR PELÍCULA EUROPEA   Ida, de Pawel Pawlikowski

MEJOR PELÍCULA IBEROAMERICANA   Relatos Salvajes, de Damián Szifrón

MEJOR GUIÓN ORIGINAL   Rafael Cobos y Alberto Rodríguez, por La isla mínima

MEJOR GUIÓN ADAPTADO   Claro García, Cristóbal Ruiz y Javier Fesser por Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo

MEJOR PELÍCULA DOCUMENTAL   Paco de Lucía: la búsqueda

MEJOR MONTAJE   José M. G Moyano por La isla mínima

MEJOR FOTOGRAFÍA   Álex Catalán por La isla mínima

MEJOR MÚSICA ORIGINAL  Julio de la Rosa por La isla mínima

MEJOR CANCIÓN ORIGINAL  Niño sin miedo, de David Santisteban, India Martinez y Riki Rivera (El Niño)

MEJOR DIRECCIÓN ARTÍSTICA   Pepe Domínguez, por La isla mínima

MEJOR DISEÑO DE VESTUARIO   Fernando García, por La isla mínima

MAQUILLAJE Y/O PELUQUERÍA   Carmen Veinat y José Quetglas, por Musarañas

MEJOR SONIDO   Marc Orts, Oriol Tarrago y Sergio Bürmann, por El Niño

MEJOR DIRECCIÓN DE PRODUCCIÓN   Edmon Roch y Toni Novella, por El Niño

MEJOR EFECTOS ESPECIALES   Guillermo Orbe y Raúl Romanillos, por El Niño

MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN   Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo

MEJOR CORTOMETRAJE DE FICCIÓN   Café para llevar de Patricia Font

MEJOR CORTOMETRAJE DOCUMENTAL   Walls (Si estas paredes hablasen), de Miguel López Beraza

MEJOR CORTOMETRAJE DE ANIMACIÓN  Juan y la nube , de Giovanni Maccelli

banner

Amante de la música. Vivo por y para la gastronomía, el marketing y la comunicación | @amorenocastillo

POST A COMMENT