Home / Cine  / Marsella, una road movie con niña (y drama) a bordo

Marsella, una road movie con niña (y drama) a bordo

pelicula marsella

Un viaje, una hija, un padre y dos madres. Sobre todo dos madres. Una historia de viajes, de las de antes, de carreteras secundarias, de viajes emocionales y físicos, de una historia que supone un retrato del mundo femenino por parte de Belén Macías.

Este es segundo largo de Macías (El patio de mi cárcel fue el primero), esta vez se lanza a noventa minutos de auténtico drama. Madre biológica VS madre de acogida: Sara (María León) pretende recuperar su vida y a la par, la custodia de su hija biológica, Claire (Noe Fontanals), a la que dio en acogida, juntas emprenden un viaje a Marsella, en busca del padre biológico, no irán solas, Virginia (Goya Toledo), la madre de acogida, se sumará a la “aventura”.

Una auténtica road movie contada con la sensibilidad y el alma femenina, un viaje lleno de metáforas sobre recorridos, realidades y transformación en el propio viaje desde Usera a Marsella.

Lo genial de esta historia de segundas oportunidades y de carretera es el reparto, Noa Fontanals ha supuesto un gran acierto y como no, la genialidad de María León, que sigue creciendo como actriz y cada vez es más grande con sus papeles. Es cierto que la película tiene tramas en el guion que complican  demasiado y sin venir a cuento la historia (como una trama de narcotráfico) ese tipo de cosas no hace más que entorpecer una narrativa contada desde la sencillez y desde la humanidad. Hay mucha tendencia al drama, a complicarse la vida por todo, al tremendismo. Pero para eso está el asfalto y la carretera, para reflexionar y solucionar con el paso de los kilómetros ese tipo de cosas.

A pesar de un hilo previsible y que se auto-complica solo por momentos, la película tiene algo, que hace que te creas todo y entres en ese universo femenino de las dos madres y la niña.

banner

Redactora en la sección de cine en Iamhere Magazine | @sandra_pampin

NO COMMENTS

POST A COMMENT