Home / Cine y Tv  / Nueva temporada: los programas que van a triunfar y los que van a fracasar

Nueva temporada: los programas que van a triunfar y los que van a fracasar

cambiame

Se acabaron las vacaciones de verano. ¿Y ahora qué? Pues ahora empieza Corticoles, la cuesta de Septiembre (que existe pero nadie lo dice) y la operación bikini 2016, al menos para mí. Septiembre es un mes de cambios. Cambio de armario, cambio de ritmo, cambio de talla…al menos para mí.

También llega uno de los cambios más esperados por los amantes de la televisión: la vuelta a la parrilla televisiva de los programas que se fueron hace al menos dos meses, algunos hace más, y nuevos estrenos que tratarán de conquistarnos entre pausas de publicidad.

Y como siempre quise ser Esperanza Gracia pero con el pelo de Sandro Rey, voy a aventurarme a augurar lo que se les avecina a algunos de estos programas que vuelven o que pierden la virginidad este Otoño.

¿Cuales son los programas que aquí Mr. Yo ve abocados al fracaso?

Cámbiame Premium

Pues ya que unas líneas atrás hablaba de cambios, mi primera víctima será Cámbiame Premium, título ideado por el mismo autor del de Sálvame Deluxe. ¿Qué tenemos en este estreno? Pues un poco de todo, queridos amigos y amigas de la sorpresa y el derrame de lágrimas.

Cámbiame Deluxe es un cóctel entre la versión matutina de Cámbiame, Reforma por Sorpresa pero sin albañiles que no les da tiempo de nada pero al final sí, unas gotitas de Sorpresa, Sorpresa y perfume a Hay Una Cosa Que Te Quiero Decir (“HUCQTQD” para los tuiteros, “Mira que te diga” para mi vecina la del cuarto que es muy campechana).

Puntos en contra: que me pierdo. Que lo mismo veo a una señora a la que le están reformando la cocina y en el rato que tardo en pasarme el hilo dental, están dándole una sorpresa a una muchacha a la que su marido quiere mucho. ¿Esto qué es? ¿Cámbiame? Más bien Aclárate.

Puntos a favor: que su presentador, al que no tengo precisamente ningún apego, convierte en oro todo lo que toca. Ya sea por su naturalidad o por sus aires de divo que se ganan el favor de muchos espectadores.

Dicho todo esto, pronostico un futuro incierto a este programa.

B&B

Otra vuelta que ya a estas alturas no tiene mucho sentido es la de B&B. Tiene toda la pinta de que su emisión es un poco fruto del ‘ya que estamos…habrá que emitirlo’. Pero lo cierto es que muchos seguidores de esta serie, como el que está escribiendo, no sabemos ya quién es quién y no nos bastará con que nos traguemos de nuevo el último capítulo de nuevo para pillar el hilo, si es que tienen el detalle de repetirlo para meternos en contexto de nuevo.

En caso de que lo hagan, las tramas siguientes deberán ser lo demasiado atrayentes como para engancharnos de nuevo. Esto, sumado al empacho que tenemos algunos de Dani Rovira, hace de la vuelta de B&B una de las más complicadas de esta temporada.

Puntos a favor: entretiene. O eso creo recordar.

Puntos en contra: tanto hueco entre temporadas no hacen de la vuelta algo deseado.

No os creáis que solo digo cosas negativas. No, no. También apuesto por grandes creaciones de la televisión que están ahí después de años, aunque nadie las vea, oyes. Aunque sean basura. Como algunas cadenas de comida rápida. ¡Qué cosas! Y me refiero al eterno, y espero que así sea, Gran Hermano.

Gran Hermano 16

Este otoño comienza su 16ª edición rodeada como siempre de secretos y suposiciones que hacen de su estreno toda una incógnita. Mi diva de la televisión y por qué no, mito erótico Mercedes Milá, nos deleitará con esa forma irrepetible de dirigir este reality al que solo ella sabe dar vida. ‘Gran Hermano Diecishhh’, como anuncian en la promo, estará caracterizado más que nunca por los secretos.

Y como es de esperar y a pesar de que a algunos intelectuales de este nuestro país le cueste entenderlo, esta edición volverá a triunfar gracias a su presentadora, al juego que darán sus concursantes, porque es un gran formato y porque me da la gana.

Puntos a favor: su presentadora, siempre, y los grandes guionistas que dan forma al programa.

Puntos en contra: queremos ver menos silicona y músculos, y más de la primera edición.

Tu Cara Me Suena

Y ya para terminar, que se me pegan las lentejas, otra vuelta muy esperada y que también volverá a tener buena acogida es la de Tu Cara Me Suena (‘TCMS’ para los tuiteros, ‘Lo de los famosos que se disfrazan y cantan’ para mi madre). Gran idea producida por Gestmusic que volverá a hacernos pasar buenos ratos.

Puntos a favor: igual que en la anterior edición Roko o Edurne nos dejaron con la boca y las orejas abiertas por sus voces, este año le toca a Ruth Lorenzo dar el do de pecho y me atrevo a decir que hasta el re, el mi y el sol. Otro punto a favor es poder disfrutar de la simpatía y gracia modesta de Ana Morgade que seguro que nos hará pasar grandes ratos de risa y puede ser que nos sorprenda con una gran voz como ya hizo en su momento Llum Barrera.

Puntos en contra: la esperada saturación de gracietas por parte de Silvia Abril y Edu Soto que tienen toda la pinta de querer hacerse dueños del show como le pasó a Flo o a Santiago Segura. Con la diferencia de que los dos primeros, por lo menos a mí, agotan. Y otro punto en contra y por el que he estado a punto de ponerme en huelga de hambre es la ausencia de Mónica Naranjo. Su empatía con el espectador se echará de menos.

Y hasta aquí mi pronóstico de la nueva temporada televisiva. Si veo que acierto en todo, el próximo artículo que redacte será para hablar de la lotería de Navidad. Sonreíd siempre, pero no a todo el mundo

banner

Jiennense de nacimiento, granadino de alquiler y gallego de corazón. Redactor de tv. En mis ratos libres toco la guitarra y escribo. En mis ratos ocupados, enseño inglés | @fra_jer

1 COMMENT
  • Miguel Morón 5 septiembre, 2015

    Totalmente de acuerdo contigo, no sólo emiten programas que incitan al cambio y a la crítica (que dicho sea de paso podían crear uno que fuese Cámbiame TV), en los que quedan en evidencia, a mi punto de vista, más los “artistas” que se consideran libertadores, que los que van a cambiar, aunque seamos sinceros todo pertenece a una idiosincasia adquirida tan pronto te colocas enfrente de una cámara.

POST A COMMENT