Home / Cine  / Open Windows, Vigalongo vuelve a la carga

Open Windows, Vigalongo vuelve a la carga

Open Windows Nacho Vigalondo

Vuelve pero nunca se fue, nunca dejó de compartir ese imaginario propio y esa narrativa tan especial que hace de las películas de Nacho Vigalondo unas películas propias, nuevas en forma y sobre todo que no dejan indiferente a nadie.

Esta vez “Open Windows” cuenta con un reparto de lujo, Elijah Wood y Sasha Grey nos introducen en un mundo demasiado informatizado, un mundo tecnológico que nos adentra en un sin fin de ventanas que enseñan la saturación de cámaras y la ausencia de la tan hoy en día ansiada privacidad. Un thriller perverso que recupera y pone de nuevo el suspense sobre las bases de nuestro día a día actual.

Nick (Elijah Wood) es un chico que quiere conocer a Jill Goddard (Sasha Grey), la actriz más excitante del momento. Jill está promocionando su última película, y Nick ha ganado una cena con ella en un concurso on-line. Poco antes de salir, un tal Chord le comunica que la caprichosa actriz ha cancelado la cita. Para compensarlo, le ofrece a Nick la posibilidad de espiar a Jill durante la noche desde su portátil. Ahí empieza todo…

Buena reflexión sobre las obsesiones contemporáneas sobre la imagen digital y todo elemento electrónico que nos rodea (que actualmente no son pocos…) en unos espacios-espejos muy bizarros en donde nada es lo que parece. Sea como fuere, el autor deja claro que el juego que plantea es un auténtico universo propio, con la conjunción de unas vidas pixeladas y un suspense que traspasa los límites de lo real  y va cada vez a más, un thriller que juega con el cine, la materia, la vida, los personajes, los espacios, la narrativa… el universo cinematográfico con el que juega Nacho Vigalondo deja siempre buen sabor de boca en el espectador.

Puede pecar de exceso de información e incluso de saturación hacia la segunda parte de la película con la trama de los dos protagonistas, pero acaso ¿no es ese el objeto a transmitir? El propio director comentó en varias ocasiones en su cuenta de twitter @vigalondo que el montaje de “Open Windows” suponía un rizar el rizo al que no se había enfrentado nunca. Es lo que tiene pervertir las metáforas de las ventanas en terreno cinematográfico, pero por suerte, el resultado ha sido bastante bueno.

banner

Redactora en la sección de cine en Iamhere Magazine | @sandra_pampin

NO COMMENTS

POST A COMMENT