Home / Abajo el telón  / 4 películas del cine español para morir de terror

4 películas del cine español para morir de terror

rec

“Esto es Halloween, esto es Halloween”, sí, a muchos les sonará esa famosa canción, la cual supone uno de los temas principales de la banda sonora del film Pesadillas antes de Navidad, una melodía que probablemente la noche de este 31 de octubre volveremos a escuchar alguna que otra vez. El terror, el miedo y personajes absolutamente horribles y tenebrosos llenarán las calles de España con motivo de Halloween, una festividad que si bien es una ‘americanada’, al final seamos sinceros, todos caemos y disfrutamos un poco del ambiente tétrico que se respira la famosa noche.

Hay muchas formas de celebrar Halloween, aunque la más asentada incluso en nuestra sociedad es disfrazarse, ya sea de Freddy Krueger o de preservativo, sí, hay gente que se toma Halloween también con un poquito de guasa. Sin embargo, también puedes realizar una cenita con amigos, con tu pareja, con tu familia o solo, preparar algún platillo inspirado en la festividad, como por ejemplo ojos sangrientos, que no es otra cosa que huevos con tomate picado encima, y por supuesto hacer una maratón de pelis de terror. Como este plan nos gusta mucho más, ya que no queremos que te sumes a la moda mundial y terrorífica de los payasos asesinos, te vamos a recomendar 4 pelis que tienen todos los ingredientes para pasar una auténtica velada de miedo, y ojo, de directores españoles, porque no solo de cine americano vive el hombre y porque el cine español tampoco ha sido ajeno al terror, a los sustos, al suspense y a la intriga. ¡Toma nota de estas pelis que aterran y coge la manta, la vas a necesitar!

El Extraño Mundo De Jack - Esto Es Halloween

REC, Jaume Balagueró

Allá por 2007, el leridano Jaume Balagueró junto a Paco Plaza se adelantaba a lo que más tarde sería el fenómeno de The Walking Dead con una espectacular película que sin cambiar apenas de encuadre y plano y con una técnica muy parecida a lo que sería un falso documental, contaba la historia de un vecindario que de repente comienza a experimentar extraños sucesos, como por ejemplo la desaparición de algunos vecinos, que en realidad más que desaparecer se han convertido en zombis.

La reportera Ángela, interpretada por Manuela Velasco, se encuentra como cada noche acompañando a un grupo de servicios especiales, en este caso a unos bomberos. Cuando todo parecía tranquilo, el equipo recibe la llamada de una mujer que se ha quedado encerrada en su domicilio, por lo que se trasladan inmediatamente hacia el lugar. Sin embargo, cuando llegan y abren la puerta la mujer se abalanza sobre uno de los bomberos y le muerde. Aunque todos intentan escapar del edificio, las autoridades les informan de que la zona ha sido puesta en cuarentena por la propagación de un extraño virus que convierte en zombi a la gente. A partir de ahí Ángela junto a su cámara Pablo lucharan no sólo por escapar, sino por grabarlo todo.

La historia cuenta con tres películas más, dos secuelas, REC 2 y REC 4: Apocalipsis, y también con una precuela REC 3: Génesis, así que tenéis cine de terror para hartaros con esta saga.

Los Otros, Alejandro Amenábar

Vale, esta tiene algo de inversión americana, pero su director es español, además de que la película es muy terrorífica, mezclando una historia de fantasmas al más puro estilo American Horror Story con la intriga, el suspense y la magistral actuación de Nicole Kidman. En 2001, Alejandro Amenábar se subía al género de terror con una historia de fantasmas sublime y con giros inesperados.

Afincada en la Isla de Jersey tras el final de la II Guerra Mundial, en 1945, Grace, personaje interpretado por Kidman, espera la llegada de su esposo, quien se encontraba como militante en el conflicto, en una lujosa pero tenebrosa mansión. Allí Grace educa de forma autónoma a sus dos hijos, que sufren una extraña enfermedad que les impide tener contacto con el sol. Un día llegan tres nuevos sirvientes que se convertirán en el dolor de cabeza de Grace, sobre todo porque comienzan a desafiar dos de las reglas fundamentales de la mansión, no abrir las cortinas y cerrar una puerta si otra va a ser abierta. ¿Qué ocurrirá?

Un film que bajo una clara influencia Hitchconiana juega con las sensaciones del espectador y le transporta hasta un mundo en el que aparecerán fantasmas y terrores inesperados que no se solucionarán hasta el impactante final, manteniéndole en un clima tenso constante.

Tuno Negro, Pedro L. Barbero y Vicente J. Martín

De nuevo en 2001, nos encontramos otro film español con clara influencia de ‘americanadas’ como Scream o Sé lo que hicisteis el último verano, es decir, una historia en la que no hay fantasmas ni tampoco un terror sobrenatural, sino más bien un asesino en serie que eso sí da mucho pero mucho miedo.

Tomando la Universidad de Salamanca como escenario para la mayoría de los crímenes, la película trata sobre un psicópata asesino que se infiltra en la tuna universitaria y comienza a asesinar a distintos alumnos de la institución, aunque no cualquier alumno. Este film nos animará a todos a estudiar más y a tratar de no ser jamás el peor alumno de nuestra clase, ya que el asesino escoge como sus víctimas a los alumnos con peor nota de cada clase, vaya que el que sea el último se vaya olvidando de repetir, puesto que morirá.

Los ingredientes son claros, un asesino, un grupo de jóvenes, sexo, alcohol, sangre, muertes, suspense, intriga y actuaciones de lujo con Jorge Sanz, Fele Martínez, Maribel Verdú y Eusebio Poncela, entre otros. ¿Averiguarás quién es el famoso ‘Tuno Negro’?

¿Quién puede matar a un niño?, Narciso Ibáñez Serrador

Para los más nostálgicos nos trasladamos hasta 1976, un año en el que vería la luz una de las películas más terroríficas del cine español, pero también algo desconocida para los menos cinéfilos. ¿Qué pasa si juntas niños asesinos, un pueblo abandonado y la estética del cine hispano? Fácil, se crea un combo aterrante importante, joya de Narciso Ibáñez Serrador, más conocido como Chicho de 1, 2, 3.

El film cuenta la historia de dos turistas ingleses, Tom y Evelyn, que llegan a un extraño pueblo demasiado bullicioso para pasar su luna de miel, así que optan por coger una barca y trasladarse hasta una pequeña isla cercana en la que para su sorpresa solo habitan niños. Por si no era poco, los niños no son precisamente amigables, sino que animados por una extraña fuerza están un poco locos y perturbados y tienen como hobbie asesinar a todos los adultos que optan por pasar unos días en el lugar. Aunque sean niños os aseguramos que hay sangre, mucha sangre.

Una película con un reparto internacional como Lewis Flander y Prunella Ransome, que basada en la novela El juego de los niños, de Juan José Plans, ahonda en la maldad, en las perturbaciones infantiles y en lo sobrenatural de una forma sumamente magistral con una estética muy low-tech nada despreciable.

Aunque hemos seleccionado esas cuatro, podríamos recomendaros otras cuantas que son absolutamente buenísimas y terroríficas, como El Orfanato (2007) de Juan Antonio Bayona, Tesis (1996) de Alejandro Amenábar, Los Ojos de Julia (2010) de Guillem Morales, Frágiles (2005) de Jaume Balagueró, La Monja (2005) de Luís de la Madrid, Intruders (2011) de Juan Carlos Fresnadillo, Mientras Duermes (2011) de Jaume Balagueró, Angustia (1988) de Bigas Luna o Ceremonia Sangrienta (1973) de Jorge Grau. ¿Y tú cuál verás? ¿Nos recomiendas alguna? ¿Cuál es tu favorita de las que hemos mencionado? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios o a través de las redes sociales y pasa un #Halloween de infarto!

banner

Granadino de 22 años. Un eterno niño en el cuerpo de un hombre. Redacté en Canal Sur y ahora busco mi lugar en este mundo donde la comunicación es fundamental. Las redes sociales, la televisión, el deporte, la moda y el marketing mis pasiones. Viajero empedernido y soñador sin fin, “*One Day I`ll fly away*”. | @franjusticia

NO COMMENTS

POST A COMMENT