Home / Cine  / ¿Quién mató a Bambi?, una comedia a la española

¿Quién mató a Bambi?, una comedia a la española

quien mato a bambi

Santiago Amoedo siempre ha demostrado que si algo se le da bien es el humor. Y además, tal y como está el panorama, mejor sacarle una sonrisa a la gente. Y así lo ha hecho a lo largo de su filmografía con ‘Astronautas’ o ‘Cabeza de Perro’ pero esta vez además de un guion bien entramado cuenta con un gran reparto en donde destaca Ernesto Alterio aunque tampoco se quedan atrás Quim Gutiérrez, Julián Villagrán, Clara Lago, Úrsula Corberó y como no, el papel especial de Carmina Barrios, desternillante como ninguna otra.

Y con este joven reparto nos narra una película disparatada, en donde el jefe de una gran empresa termina encerrado en el maletero de su coche por su yerno y un empleado, pero a la vez otro empresario y su socio (ahogados por las deudas) intentan un secuestro exprés pero por una serie de infortunios terminan secuestrando a quien no querían, al propio padre del empresario.

Un buen lío narrativo, una comedia llena de ingredientes, de líos, de equivocaciones, de comedia clásica, de esas con momentos hilarantes ante la pantalla. Incluso cuenta con el cameo de alguien muy especial, Andrés Iniesta, aunque quizás su presencia se hace algo forzada y puede incluso ser uno de los puntos flacos del film.

Bien es cierto que la risa llega, y cuando llega es para quedarse y no parar. Con un principio lleno de enredos, secuestros y circunstancias absurdas. Luego el filme flojea y cae en la falta de ritmo pero con el paso de los minutos se recupera y uno pasa a sentirse más y más dentro de la película, y con ese paso de los minutos la propia película se vuelve más transgresora y gamberra.  Refleja los vicios españoles: los excesos y gran vida de los pijos, los empresarios llenos de deudas y sus peripecias para saldarlas, pero lo refleja como si de una comedia americana se tratase pero llena de elementos de comedia española gracias al papel de Carmina Barrios y a Manolo Solo, la asistenta y el taxista con ese ojo a la virulé.

Con una fotografía más propia de suspense que de comedia, el director sevillano sabe jugar muy bien con todo lo que tiene a mano para construir unos 90 minutos de carcajadas y buenos momentos. El lado amargo para Amoedo viene de la taquilla, en donde no han tenido tan buen resultado como se esperaban, en la primera semana han recaudado unos 369.702 euros, dato bajo pero comprensible teniendo en cuenta que compartía cartel con películas como Blue Jasmine de Woody Allen.

banner

Redactora en la sección de cine en Iamhere Magazine | @sandra_pampin

NO COMMENTS

POST A COMMENT