Home / Lifestyle  / Así fue nuestro primer #RaptoDesperados

Así fue nuestro primer #RaptoDesperados

que no me rescaten

El pasado 25 de junio nos raptaron. Sí, has oído bien. Salimos de la oficina y nos cogieron de improvisto para disfrutar de una de las fiestas más locas y salvajes del año.

Una fiesta para no olvidar jamás

Fiestas hay (y muchas) pero son pocas las que se recuerdan de por vida. Tras vivir nuestro primer #RaptoDesperados estamos seguros que es una de esas fiestas que no vamos a poder olvidar nunca.

Ninguno de los presentes éramos conscientes en aquel momento de lo que se nos venía encima. Llegamos un poco tarde pero por suerte teníamos una furgoneta privada que nos llevaba directamente hasta el recinto, del que no os puedo desvelar la localización porque era secreto y tampoco nos acordamos muy bien de su situación, digamos que por Méndez Álvaro.

Nuestra reacción al bajar del vehículo y ver la producción del evento no tiene descripción.

Como en horas de trabajo tampoco podíamos desfasar mucho empezamos bebiendo las dos Desperados que van con la entrada. De pronto la bebida había acabado, ¿qué hacemos? En esta fiesta solo hay una forma de conseguir bebida y es que Desperados dispone de diversos retos para los asistentes, ¿Quieres una cerveza? Puedes ganarla comiéndote un bicho.

Comer bichos no era la única actividad para conseguir bebida, también podidas tatuarte, raparte, bailar con una gogo o esperar hasta el minuto de barra libre (en tal caso, cuidado, puedes morir en el intento).

Lo mejor fue la música. Aunque al principio era demasiado electrónica y no nos convencía, según pasaban las canciones la fiesta se convertía en una bomba de relojería con los mejores temas del momento.

Además, nos encontramos entre bambalinas a nuestra amiga Daniela Blume.

rapto desperados

Por desgracia al día siguiente teníamos que madrugar y aunque fue difícil tomar la decisión… tuvimos que irnos. Eso sí, gritando… #QueNoMeRescaten

banner

Amante de la música. Vivo por y para la gastronomía, el marketing y la comunicación | @amorenocastillo

1 COMMENT

POST A COMMENT