Home / Abajo el telón  / Truman, cada uno se muere como puede

Truman, cada uno se muere como puede

truman pelicula

Vivimos tiempos difíciles, tiempos en los que el tocino puede ser un arma de destrucción masiva según la OMS y su lista de cosas letales. Tiempos en los que cunde el pánico más rápido que la pólvora gracias a las redes sociales y su efecto cuñado.

Pero quiero contarle algo a los cuñados de Internet: la primera cosa que mata es vivir, y cuanto más vives, más posibilidades tienes de morir. Y antes de que me vuelva loco entre tanta redundancia quiero pedir un fuerte aplauso para los que se dedican en cuerpo y alma a la vida, pues son los que se marchan de ella con una sonrisa de oreja a oreja.

Truman no es la OMS, pero si es un manual perfecto de cómo despedirse sin convertirlo en tragedia. Con unos sencillos pasos: elegir bien de quien quieres rodearte para el adiós y hacer con ellos lo que te hace feliz, que a veces es tan sencillo como cogerse una buena borrachera, comer bien o simplemente pasar tiempo recordando por qué los elegiste a ellos.

La clave de esta película es el humor; no tiene por qué ser tabú hacer bromas con algo tan serio, precisamente es cuando más se necesita. Y cuando la broma viene del protagonista de una desgracia, te saca una sonrisa de admiración, porque ese es el mayor síntoma de valentía, y Cesc Gay puede estar orgulloso de haber creado una película muy valiente.

P.D: Ese perro se merece un Goya.

banner

Empecé paseando mi pluma (estilográfica) en Del Campo Saatchi&Saatchi y cuando quise darme cuenta ya me habían abandonado en las oficinas de Grey Madrid sin despedirse siquiera. Y aquí sigo, tengo café gratis y aire acondicionado así que aprovecharé para escribir de cine… | @DonJaimon

NO COMMENTS

POST A COMMENT