Home / Abajo el telón  / Adéntrate en el Universo de Carlos Vermut

Adéntrate en el Universo de Carlos Vermut

carlos-vermut-magical-girl

El complicado acceso a la industria española de cine, ha dado siempre una serie de creadores polifacéticos. Algunos de nuestros más emblemáticos cineastas empezaron haciendo de todo en sus primeras producciones, no sólo escribir o dirigir, sino desde la dirección artística hasta la fotografía o la banda sonora. Álex de la iglesia o Amenábar son dos grandes ejemplos recientes de creadores que comenzaron haciendo sus pinitos en el cine alejados de la butaca de director. Esta peculiaridad, fruto la mayoría de las veces de la pura necesidad, dan como resultado a artistas que abarcan un mayor abanico de la creación cinematográfica. Uno de nuestros directores más recientes y buen ejemplo de ello es Carlos Vermut.

Los primeros pasos de Carlos Vermut

El director madrileño quiso dedicarse al cómic y la ilustración, formándose académicamente para ello y arte en el que colaboró con algunos medios como ilustrador, llegando a publicar también su primer cómic El banyán rojo. Más tarde colaboraría en Plutón BRB Nero de Álex de la iglesia y hasta en la creación de una serie de animación infantil, Jelly Jamm. En sus primeros cortometrajes, Maquetas y Michirones, Vermut ya comienza a darlas señas de un universo propio. En ellos destaca una gran dirección de actores y actrices, secundados por un guion con grandes diálogos y una cuidada puesta en escena.

Poco después escribiría Diamond flash, largometraje que acabó realizando él mismo ante la falta de una productora que se decidiera a apoyar el proyecto. Una cuita que resolvió afianzando las bases visuales y narrativas que ya se dejaban ver en sus cortometrajes. El montaje, a modo de su admirado Tarantino, es clave fundamental para formar un puzzle y ayuda a mantener toda la intriga de la historia hasta el final. Alejado del melodrama pero sin desdeñar las miserias de la vida misma, sus personajes enfrentan el mundo tal cual es a su propia mirada del mismo, en la que la racionalidad está subyugada bajo el nivel emocional. La película se estrenó directamente online y contó con el respaldo del público, algo que le otorgó la extraña etiqueta de película de culto y, más importante, le lanzó a seguir escribiendo y dirigiendo.

carlos-vermut

Poco después llega Magical Girl, cinta en la que el director se reta a sí mismo al tiempo que consagra un estilo propio. Vermut no sólo escribe y dirige, además realiza una dirección de arte que supone otra de las grandes bazas del film. El elenco, siempre destacable, cuenta con Luis Bermejo y Bárbara Lennie como grandes protagonistas, dónde es obligatorio mencionar a la joven Lucía Pollán y a José Sacristán, que conduce el último acto. En esta ocasión también vuelve a contar, aunque a modo de cameo, con Eva Llorach, protagonista de una de las mejores secuencias de Diamond flash.

El mundo de Carlos Vermut, a modo del mejor David Lynch, no es extraño tanto por los elementos que lo conforman sino por la conjunción de los mismos. Su clave, centrándose en la cotidianidad, es poner el foco en los rincones más sombríos, buscando lo que se esconde tras un mero vistazo inicial a elementos que en realidad son comunes a cualquier persona.

banner

Escribo, dirijo, grabo, hago fotos, en general, creo cosas. Pero sobre todo: miro, escucho y leo. Fotoperiodista, editor, pesado del cine para los amigos y antropólogo musical.

NO COMMENTS

POST A COMMENT